Poco más de una semana después de la deflagración de un camión cisterna que transportaba gas en Lima ya suman 22 las personas fallecidas
EFE

Poco más de una semana después de la deflagración de un camión cisterna que transportaba gas en Lima ya suman 22 las personas fallecidas, mientras que las autoridades peruanas aún no señalan a ningún responsable directo de la tragedia.

El número de víctimas mortales del accidente acontecido el pasado 23 de enero en el distrito de Villa El Salvador, en el sur de la capital peruana, se elevó en las últimas horas a 22 personas, entre las que figura un venezolano, según los reportes oficiales.

Un informe del Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin), publicado este sábado por el diario El Comercio, concluyó que el accidente se debió, principalmente, al mal estado de la avenida que recorría el camión y a la negligencia de la compañía y sus operarios.

UNA GRAN DEFLAGRACIÓN

La tragedia se produjo cuando un camión cisterna cargado de gas licuado de petróleo (GLP) sufrió una fisura al pasar por un gran bache entre dos avenidas, lo que propició la fuga del combustible, que se expandió por varias calles cercanas rápidamente mientras el conductor intentaba controlarlo de manera desesperada.

Unos minutos después, el gas se tornó en una enorme lengua de fuego que recorrió cientos de metros cuando un vecino aparentemente encendió su automóvil, lo que inició la deflagración que asoló una manzana entera ante el pánico de vecinos y curiosos en la zona.

Además de dejar, en un primer momento, más de cincuenta heridos, la mayoría con graves quemaduras, y una víctima mortal, el fuego destruyó tres viviendas, automóviles y motos aparcados en las cercanías y causó serios daños en otras 14 casas.

CRECE EL NÚMERO DE VÍCTIMAS

Tras el accidente, las víctimas mortales se han ido incrementado día a día y ya llegan a 22, con la posibilidad de ser más numerosas, ante la gran cantidad de heridos de gravedad.

El Ministerio de Salud (Minsa) reportó durante la tarde de este sábado la muerte de un adolescente de 15 años, que estaba internado en el Instituto Nacional de Salud del Niño, en el distrito limeño de San Borja, con graves quemaduras.

El viernes se informó de la muerte de una mujer de 49 años que había sufrido quemaduras en el 65 % del cuerpo y permanecía internada en el hospital del distrito de El Agustino.

Horas antes, el Minsa también comunicó las muertes de cuatro hombres jóvenes, entre ellos un adolescente de 13 años, todos heridos durante la deflagración.

El Ministerio confirmó, además, la recepción en su Banco de Tejidos de una donación de piel humana enviada desde Brasil y Estados Unidos, con la que se intentará salvar la vida de los heridos con quemaduras en más del 60 % del cuerpo.

UN ACCIDENTE SIN RESPONSABLES

A pesar de la gravedad del accidente, que ha dejado a decenas de familias damnificadas por la destrucción y afectación de sus viviendas, las autoridades aún no determinan las responsabilidades de este caso.

El informe del Osinergmin indicó que el camión cisterna estaba certificado y cumplía los requisitos para transportar material peligroso, tras lo cual aseguró que la causa de la fuga del gas “se originó por el impacto contra un desnivel de la pista que no cumplía los estándares técnicos correspondientes”.

Sin embargo, el diario El Comercio señaló que constató que el vehículo había sido modificado para transportar gas, ya que hasta el 2011 fue un furgón y en 2013 se le colocó un tanque para gas.

El chófer del vehículo, un hombre de 72 años, sobrevivió al accidente y esta semana fue liberado tras ser interrogado por la Policía, luego de que un tribunal rechazara un pedido de la Fiscalía para que se ordene su prisión preventiva mientras es investigado por la presunta comisión del delito de homicidio culposo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.