La moda se contagia por el coronavirus

La ya tan temida neumonía por coronavirus covid-19 de Wuhan ha enfermado a la moda. La epidemia que empezó en China, expande sus consecuencias económicas rápidamente por todo el planeta. Hace tiempo que ese país ha superado a Estados Unidos como motor de la economía mundial, y muchos sectores observan con preocupación las cifras diarias de contagiados. Uno de ellos es la industria de la moda y, particularmente, el sector del lujo.

 

El impacto del parón en las fábricas chinas empieza a notarse en las tiendas europeas y del resto del planeta. No nos llegan mercancías desde allí, lo que nos recuerda la importancia en nuestras vidas del made in China. El 90% del comercio, en este planeta nuestro, se hace por vía marítima, así que mal andamos. Como alternativa, algunas grandes marcas de ropa se plantean el transporte aéreo. Es una idea, de entre todas las alternativas que se están barajando, a un ritmo frenético, para paliar las dificultades originadas por la triste expansión del coronavirus.

https://www.instagram.com/p/B8wTAY6Fw_I/

 

Las reacciones de la moda

Hace unos días se canceló la Semana de la Moda de Shanghai, una de las más importantes de Asia, y un desfile de Chanel, que estaba previsto en Pekín para finales de mayo. Prada, Versace y Fendi han cerrado sus tiendas en Asia. Las inversiones en el gigante asiático están congeladas, como reconoció Moncler recientemente. Y se mira con angustia hacia Japón, el tercer mercado de moda, con un desfile de Prada cancelado allí.

 

Aunque no sólo en esa zona se nota el desastre. Esta semana se está celebrando la Semana de la Moda de Milán, y la Cámara Nacional de la Moda italiana está haciendo un esfuerzo para acercarse a los más de 1.000 periodistas, diseñadores y clientes chinos que finalmente no han podido asistir. Italia fue el primer país en cerrar el tráfico aéreo con China para evitar contagios por el coronavirus, así que hay que reinventarse para llegar a aquellos que sustentan, en gran medida, una de sus industrias más productivas, y llenas de vida. Cambios en los horarios, como el de Prada, para adecuarse al horario de sus clientes asiáticos, emisión on streaming, y la iniciativa “China, we are with you” (China, estamos contigo), están orientadas a conservar las deseadas ventas, esta vez por vía digital.

Y es que en China tuvieron lugar un tercio de las compras de productos de lujo de todo el planeta, en el año 2019. Por eso, la ausencia de compradores y diseñadores de ese país restan lustre a los grandes eventos de la moda. Todo ello implica una pérdida importante de los ingresos estimados para los próximos años, en cifras que marean a la mayoría de los mortales, si no se encuentra pronto la manera de erradicar la enfermedad. Así que grandes conglomerados del lujo, como LVMH, o Kering, se unen a la lucha contra la enfermedad con donaciones millonarias.

https://www.instagram.com/p/B8wTAY6Fw_I/

Los recientes desplomes en bolsa aumentan el desasosiego. A pesar de todo ello, el show debe continuar. Y mientras escribo esto, hay un desfile en marcha en Milán, que es, de algún modo, un esfuerzo más, por parte de la industria de la moda, para llegar a ti. Todavía puedes ver a algunas de las marcas más importantes del mundo exponer sus colecciones, que iremos comentando desde aquí. La moda sigue siendo excitante y necesaria. Aunque, una vez más, se demuestra que la moda no es solo moda.

https://www.instagram.com/p/B80Hr9EFmah/

.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.