El mercado laboral pierde 244.044 empleos en enero, la mayor caída desde 2013

El fin de los contratos en el comercio y la hostelería tras la campaña de Navidad y un peor comportamiento del sector agrario que otros años lastraron el mercado laboral en enero, al registrar la mayor pérdida desde 2013 con 244.044 empleos menos.

Los datos que proporciona el Gobierno muestran que la afiliación a la Seguridad Social alcanzó los 19,16 millones en enero, un mes tradicionalmente malo para el mercado laboral, pero que en esta ocasión ha registrado una caída del empleo más acusada y vinculada al sector agrario, afectado por la mala climatología.

Así, el régimen general restó 224.909 afiliados en enero y, dentro del mismo, el sistema agrario perdió 15.317 empleos y el del hogar, 2.610, mientras que el de autónomos disminuyó en 17.969 ocupados; el del mar, en 1.139, y el del carbón, en 26.

Dentro del régimen general, las mayores pérdidas de empleo se dieron en el comercio (43.057), la hostelería (42.987), las actividades administrativas (39.752), las sanitarias (14.973), la industria manufacturera (12.514), el transporte (10.674) y la administración pública (10.034).

Para el secretario de Estado de Seguridad Social, Israel Arroyo, la destrucción de 15.000 empleos en la agricultura ha supuesto una “sorpresa negativa”, ya que la pérdida media en ese mes se queda en las 1.000 personas.

En línea con los datos de ocupación, el número de parados aumentó en 90.248 en el mes, el peor comportamiento para un enero desde 2014, lo que deja el total de desempleados registrados en los servicios públicos de empleo en 3,25 millones.

Por sectores económicos, el mayor incremento del desempleo en términos absolutos se registró en el sector servicios con 90.957 parados más, si bien el sector primario, con 9.085 más, fue el que marcó el mayor aumento relativo (6,45 %).

También subió el desempleo en la industria (2.719), pero bajó en 9.368 personas en la construcción y en el colectivo sin empleo anterior (3.145).

Coincidiendo con su homólogo de Seguridad Social, el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, achacó este comportamiento a problemas “estructurales” del sector agrícola, como la falta de lluvias, la mecanización o la distribución, todas ellas no achacables a la subida del salario mínimo interprofesional (SMI).

Dentro del sector agrario, señaló que el impacto ha sido más intenso en regiones afectadas por las tormentas en la campaña de la aceituna, además de por temas arancelarios, como es el caso de Jaén (3.848 parados más), Córdoba (1.664 más) y Sevilla (923).

En términos interanuales, la afiliación a la Seguridad Social aumentó en 345.194 personas, en tanto que el paro registrado bajó en 31.908 personas.

Por comunidades autónomas, el número de afiliados en enero bajó en mayor medida en Andalucía (40.148), Cataluña (39.727), Madrid (34.083) y la Comunidad Valenciana, que, con 33.354 empleos menos, marcó también el mayor descenso relativo (1,71 %) sólo por detrás de Extremadura (1,75 % con 6.892 ocupados menos).

Por regiones, el paro registrado únicamente disminuyó en Baleares, en 266 personas, en tanto que aumentó en las 16 comunidades autónomas restantes, encabezadas por Andalucía (28.156) y Madrid (11.417).

Desde los sindicatos CCOO y UGT han mostrado su preocupación por la ralentización que muestra el mercado laboral, si bien han instado al Gobierno a que continúe con los cambios que plantea; en tanto que la patronal CEOE detecta un impacto del salario mínimo interprofesional (SMI) en el empleo agrario y pide medidas para paliarlo.

También se ha moderado el crecimiento del número de contratos en enero, cuando se rubricaron 1,76 millones (un 5,02 % menos que en el mismo mes de 2019), de los que 178.978 fueron de carácter indefinido (el 10,14 % del total) y 1,58 millones temporales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.