EEUU reclama ante un tribunal británico la extradición de Assange apelando a los límites del periodismo
DPA

El juicio por la posible extradición del fundador de Wikileaks, Julian Assange, a Estados Unidos ha arrancado en Londres con un alegato de la parte demandante, que ha esgrimido en nombre de Washington que el periodismo no puede ser una excusa para saltarse la ley y poner documentos secretos a disposición de organizaciones terroristas.

Uno de los representantes de la parte norteamericana, James Lewis, ha asegurado que el material difundido por Wikileaks, que filtró miles de documentos clasificados de los servicios de Inteligencia y del Gobierno de Estados Unidos, puso en riesgo a ciudadanos en países gobernados por regímenes represores, según el diario ‘The Guardian’.

Así, se ha adelantado a la defensa descartando que el “riesgo” que representa la labor de “informadores” como Assange esté “exagerado”. “Recuerdo al tribunal que fueron estos individuos los que pasaron información a regímenes como el de Irán y a organizaciones como Al Qaeda“, ha añadido.

Assange, de 48 años, se encuentra bajo custodia en Reino Unido, país donde permaneció casi siete años refugiado en la Embajada ecuatoriana para evitar precisamente ser trasladado a otro país. Por aquel entonces, Suecia le investigaba por una presunta violación y, ahora, corre el riesgo de enfrentarse en Estados Unidos a 18 cargos que podrían acarrearle una pena de 175 años de cárcel.

Los abogados de Assange tomarán la palabra el martes, en el marco de una primera semana inicial que servirá básicamente para que cada parte exponga sus argumentos legales. La defensa ya ha adelantado que argüirá, entre otras cuestiones, que el tratado bilateral de extradición prohíbe los traslados por delitos políticos.

Uno de los abogados de Assange, el exjuez español Baltasar Garzón, ha esgrimido ante la prensa que se trata de “un procedimiento viciado desde el principio” en el que hay “motivaciones políticas”. En este sentido, ha cuestionado que se pueda juzgar por espionaje una actividad periodística –“¿espía para toda la humanidad?”, ha planteado–.

“Si esa tesis triunfa, quién se va a atrever a publicar documentos que un gobierno declare clasificados”, ha lamentado Garzón, para quien resulta “un poco sorprendente” que “toda la argumentación sea la protección de Inteligencia”, sin entrar a valorar posibles perjuicios concretos de la difusión de los documentos o los “crímenes” que demostraron estos papeles.

Las vistas quedarán luego aplazadas hasta el 18 de mayo y la resolución no se espera hasta junio, si bien el tema previsiblemente seguirá de actualidad hasta entonces. La defensa ha sugerido que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha ofrecido el indulto a Assange si niega que Rusia tuviese algo que ver con las filtraciones de correo de la campaña de la demócrata Hillary Clinton en 2016.

MOVILIZACIONES DE APOYO

Defensores del fundador de Wikileaks se han concentrado este lunes a las puertas del tribunal como gesto de apoyo. Assange, de hecho, ha interrumpido en un momento dado la vista para apuntar que le estaba siendo difícil concentrarse por el ruido procedente del exterior.

“Entiendo el apoyo ciudadano y que eso debe molestar”, ha agregado Assange, antes de que el juez le exhortase a sentarse de nuevo, informa la agencia Bloomberg.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.