Los centros de menores de Mallorca registran 16 casos de explotación sexual

El Institut Mallorquí d’Afers Socials (IMAS) ha informado de 16 casos de explotación sexual entre los menores que tutela en sus centros de acogida. Las víctimas son quince niñas y un niño, de los cuales dos residen en centros de la península.

En todos estos casos, se ha actuado siguiendo el protocolo del IMAS y se ha informado en todo momento a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Así lo ha explicado el Consell de Mallorca a raíz de las reacciones suscitadas por la presunta violación múltiple a una menor de 14 años en Palma durante la pasada Nochebuena. La joven se encuentra tutelada en un centro de acogida de la capital balear.

Tal y como señala la institución insular, el protocolo establece que cuando cualquier profesional de un centro de protección tiene sospechas o indicios que un o una menor pueda ser víctima de explotación sexual infantil debe recabar toda la información posible y elaborar un informe de incidencias.

Posteriormente se debe notificar el caso al RUMI (Registro Unificado de Maltrato Infantil) y, paralelamente, derivar al menor a la UVASI (Unidad de Valoración del Abuso Sexual Infantil) a fin de que esta valore la credibilidad del testimonio del o de la menor.

El posible caso se comunica a la Fiscalía de Menores, Policía Nacional o Guardia Civil con el informe de incidencias y toda la documentación relacionada con el caso.

El Consell precisa que, en la actualidad, tiene 359 menores tutelados en alguno de los treinta centros propios o concertados que dan atención residencial a niños jóvenes con medidas de protección.

De estos menores que permanecen en centros, 278 son adolescentes y es entre estos de los que se tiene constancia de los 16 casos de explotación sexual.

Protocolo ante casos de explotación sexual de menores

Desde 2016 el IMAS forma parte de una comisión interinstitucional, junto con Govern, Policía Nacional y Guardia Civil, que trabaja para combatir la trata y explotación sexual de menores. A raíz de la participación en esta comisión, el IMAS puso en marcha en 2017 una instrucción que establece un protocolo para detectar, obtener información y coordinar la intervención ante posibles casos de este tipo.

Asimismo, desde el IMAS se hace un seguimiento desde las actuaciones policiales y/o judiciales motivadas por esta comunicación en Fiscalía y que entren dentro del ámbito de actuación de la Dirección Insular de Infancia y Familia. Dado que se trata de expedientes de protección de menores, todas las actuaciones están sujetas a reserva y confidencialidad.

El servicio de Infancia y Familia del IMAS trabaja de forma coordinada con los servicios especializados en infancia y familia tanto de la Policía Nacional (UFAM, Unidad de Atención a la Familia y la Mujer) como de la Guardia Civil (EMUME Equipo de Mujer-Menor). Con todos ellos mantiene reuniones periódicas (cuatro en los últimos tres meses) y se les facilita el acceso a los expedientes y la comunicación con los menores implicados.

Finalmente, el IMAS también trabaja con la Fundación AMARANTA, especializada en la atención a menores y mujeres víctimas de trata. En este sentido, el IMAS dispone de un centro especializado gestionado por la entidad. En él se da acogida a este tipo de menores y, en el caso que se considere necesario para su seguridad, se pueden trasladar a las menores a otros centros de acogida residencial de la península.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.