Cinco líneas de autobús de Mallorca tendrán vehículos eléctricos o híbridos

Cinco líneas de las nuevas concesiones de autobús por carretera de Mallorca que empezarán a funcionar el próximo otoño las cubrirán complemente vehículos eléctricos o híbridos.

De los 220 buses nuevos, 216 funcionarán con combustible alternativo al diésel, lo que representa el 98 % de toda la flota. De estos vehículos, 198 serán de gas natural comprimido, 9 buses serán de propulsión eléctrica y otros 9 híbridos-eléctricos. Sólo 4 (el 2 %) serán microbuses diésel Euro VI, ha detallado la Conselleria de Movilidad y Vivienda en un comunicado.

De los buses eléctricos, siete cubrirán la línea suburbana Alcúdia-Can Picafort y dos la que une Alcúdia y Alcanada en verano y de la línea Pòrtol–Es Figueral en invierno.

Cinco buses híbridos-eléctricos estarán en la línea que une Santa Ponça con Cas Català y los otros cuatro entre Portocristo y Cala Bona.

Los buses híbridos-eléctricos podrán hacer sus cargas en los de pantógrafos que estarán ubicados en Cas Català y en Santa Ponça.

La carga de los nuevos buses de GNC se hará en nuevas gasineras que estarán en las cocheras de las nuevas concesiones ubicadas en el Polígono Can na Lloreta de Alcúdia, Polígono Industrial de Inca, Polígono sa Tapia de Palma, en el municipio de Calvià y las polígonos industriales de Felanitx y Artà.

Los nuevos buses del TIB incrementarán su capacidad, pasando de vehículos de 12 metros a vehículos de 15 y 18 metros en las líneas de más demanda. Además, se dispondrá de información en tiempo real del nivel de ocupación, lo que permitirá resolver al momento el exceso de ocupación con el refuerzo de la línea que lo requiera.

Los nuevos buses estarán más adaptados a las personas con movilidad reducida, de manera que el 68,6 % de la nueva flota serán buses de piso bajo.

Se reforzará la señalización interior con pantallas y megafonía, de modo que las personas con discapacidad visual o auditiva podrán estar informadas de las próximas paradas durante el recorrido y de las informaciones relevantes del servicio.

El nuevo modelo de contratación permitirá que el Consorcio de Transportes de Mallorca diseñe directamente la oferta de servicio.

El servicio de autobús interurbano lo ofrecerán tres empresas concesionarias, cada una en una zona, que ya están trabajando para que se inicie en 2020. Supondrá un aumento del 50 % en frecuencias con 550.0000 y 16,5 millones de kilómetros anuales recorridos por los autobuses.

Los contratos de concesión de servicio público tendrán una duración de 10 años, ampliables otros 5. El presupuesto máximo para todo el periodo será de 479.237.657 euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.