Terraferida pide la suspensión de licencias urbanísticas en Deià
Terraferida

Terraferida pide al Ayuntamiento de Deià que decrete una suspensión de licencias en el próximo plenario municipal para frenar la especulación del suelo.

“Celebramos que la nueva mayoría municipal haya expresado públicamente su voluntad de revisar el planteamiento urbanístico con criterios de racionalidad y orientación social, pero alertamos que sin una suspensión de licencias, se podría producir una avalancha de petición de licencias de construcción”, aseguran desde la asociación ecologista.

Deià ha tenido los últimos años un desarrollo urbanístico y turístico desmedido que
ha transformado el pueblo. Las causas más importantes son precisamente un planteamiento urbanístico desarrollista y la transformación de cientos de viviendas en establecimientos turísticos. Los últimos años los vecinos se han organizado y manifestado contra este proceso, que urbaniza más y más el pueblo a la vez que expulsa sus propios habitantes. Recordemos que el municipio tiene todavía 7,7 hectáreas urbanizables con capacidad para edificar 350 nuevas viviendas y una población potencial de 881 nuevos habitantes.

Desde Terraferida recuerdan que Deià tiene en la actualidad 617 habitantes, con una tendencia a perder residentes desde hace años, aunque a no se ha detenido de crecer urbanísticamente.

El doble de plazas turísticas que habitantes

La asociación ecologista asegura que Deià contaba en el año 2019 con 1.138 plazas turísticas legales, de las que 458 son hoteleras. Es casi el doble que la población residente, siendo el municipio de la Sierra de Tramuntana con la desproporción mayor entre plazas turísticas y residentes. Aun así, el Consell no consideró que fuera un núcleo saturado cuando hizo la zonificación turística.

Airbnb ya ofrece más plazas en Deià que residentes hay

Que Deià sume nuevos residentes no sería nada preocupante, dicen desde Terraferida, de hecho tenía más población en 1900 que ahora. Sin embargo, sí consideran preocupante que las nuevas viviendas sigan dedicándose a inflar más el alquiler turístico.

Un ejemplo visible de la enorme transformación que ha sufrido Deià, y que la han
convertido casi en un pueblo-hotel, es que Airbnb ya ofrece más plazas de alquiler
turístico (618) que residentes hay en el censo (617). Cuesta encontrar lugares al mundo donde el alquiler turístico haya penetrado hasta este punto.

“Por todo ello alentamos al ayuntamiento a revisar el planeamiento con criterios ecológicos y sociales y celebramos su buena disposición. Pero insistimos en que hay que decretar una suspensión de licencias para evitar operaciones urbanísticas como Petit Deià o las que hemos visto en otros pueblos de la Sierra como Bunyola y Puigpunyent, donde la revisión del planteamiento sin medidas de contención suficientes, han acabado reactivando nuevas urbanizaciones”, insisten desde Terraferidaurban

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.