Un Demarco apasionado se entrega con entusiasmo al público mallorquín

Isabel Fernández Reche | 29/06/2019

Foto: Isabelle Sleijpen

Rodando por todo el país con su nueva gira 2019 “Le sonrío al agua”, Demarco Flamenco actuó anoche ante algo más de 700 personas.

Ha sido la segunda vez que el sevillano visita la isla en menos de un año y lo hace demostrando un estilo mucho más depurado. El Trui Teatre fue testigo, además, de un mayor dominio del escenario.

Y es que a Marcos Borrego (Utrera, Sevilla, 1979) le sonríe al agua, a la vida y a ese público incondicional que le aguarda siempre.

Demarco apareció en el escenario sobre las nueve y media de la noche y fue premiado con un efusivo aplauso.

Tras el segundo tema, el sevillano hizo una pausa para agradecer el apoyo recibido por sus seguidores. Instantes después quiso compartir una opinión: las plataformas digitales hacen mucho daño al mundo de la música. Unas palabras que fueron festejadas con otra ovación.

CAMARÓN, CAMELA Y LOS CHUNGUITOS

Demarco, que se maneja bien en el flamenco fusión, se declara influido y agradecido a Camarón, Camela y Los Chunguitos. Siempre ha defendido que son sus referentes musicales más importantes y con los que ha crecido y evolucionado como artista.

Ha coqueteado con los ritmos electrolatinos y aquí está, surcando una carrera imparable que no vino de la mano de una discográfica. Como tantos otros artistas en los últimos años, vino del furor que causaban las canciones que colgaba en YouTube.

Su estrella comenzó a brillar hace dos años cuando la gente empezó a compartir algunos de sus temas hasta convertirlo en algo viral.

Es importante recordar que Demarco compone casi todos los temas que canta, lo que supone un plus que elimina cualquier barrera que pudiera existir entre él y su público.

SALTO A LA FAMA

La fama le llegó casi como en un cuento de hadas, por sorpresa, ya que hasta hace pocos meses aún trabajaba como repartidor de bombonas de butano en Sevilla, donde vive con su mujer y su hija.

Partiendo del flamenco que escuchó en su casa desde niño ha llegado a ese electrolatino o pop flamenco que muchos etiquetan sin complejos como una versión de Camela 2.0. Sus temas triunfan por su sencillez, su falta de pretensiones y su facilidad para llegar al corazón de la gente y bailarlas.

Sigue depurando su estilo, pero este andaluz sincero también sigue buscando consolidar una carrera musical que en un principio, ni siquiera él mismo se tomaba en serio.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana