Un conductor a la fuga siembra el caos en la playa de Can Pastilla

Alicia Catalá | 08/06/2019

Un conductor a la fuga siembra el caos en la playa de Can Pastilla. Los hechos han tenido lugar esta tarde sobre las 18:00. Una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico ha localizado un coche, un Audi Cabrio blanco, que en el día de ayer se dio a la fuga en un control en el Coll den Rebassa.

Los agentes pudieron tomar la matrícula y constataron que el vehículo había sido robado. Al localizarlo de nuevo hoy, esta vez por la autopista de Llucmajor, la Guardia Civil le ha dado el alto.

Sin embargo el coche se ha dado a la fuga a toda velocidad. La Guardia Civil ha salido detrás en lo que se ha convertido en una espectacular persecución. El conductor del coche robado se ha metido por diversas calles de Can Pastilla, poniendo en peligro a muchos transeúntes y golpeando diversos coches.

En su huida, ha arrancado bolardos y ha empezado a circular a toda velocidad por primera línea de este núcleo costero. Muchas personas, asustadas, han huido para evitar ser atropelladas.

Pero cuando el caos y el pánico han sido absolutos ha sido cuando el coche ha arrollado un bolardo y ha empezado a circular a toda velocidad por dentro de playa, sin respetar bañistas ni los caminos de madera que en ella se encuentran. Ha arrancado parte del muro y se ha empotrado contra un nuevo bolardo, en este caso de hierro.

Al no poder continuar la marcha, el conductor ha bajado del coche con lo que parecía ser una pistola y ha corrido al Club Náutico, amenazando a todo el mundo con ella.

En su huída por la playa, además, casi arrolla a varios niños de etnia gitana que estaban con sus familiares. Estos no han dudado en salir tras él, amenazándole de muerte. El conductor se ha lanzado al agua y finalmente agentes de la Guardia Civil han podido atraparle porque han seguido la persecución por mar a bordo de una lancha.

El hombre llevaba numerosos relojes y otros objetos robados en el coche. De la pistola no se ha hallado ningún rastro.

El departamento de atestados de la Policía Local se hace cargo ahora de los numerosos vehículos dañados que ha dejado el detenido, un hombre español, en su huída. Varias personas se han visto afectadas por este episodio, una de ellas, una mujer que ha tenido que esquivar al conductor fugado y que ha sido atendida por una ambulancia.

Cabe destacar que la Guardia Civil ha tenido que contener a los familiares etnia gitana, que amenazaba seriamente la vida del conductor por casi atropellar a sus niños.

También han sido muy numerosos los daños causados en paredes y mobiliario urbano.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana