Los investigadores descartan que la muerte del precipitado en el colegio Luis Vives fuese accidental

Redacción | 28/08/2019

La Policía Nacional, encargada de investigar el fallecimiento del hombre precipitado el pasado martes desde el quinto piso del colegio Luis Vives de Palma, descarta que la muerte fuese accidental.

Fuentes policiales han señalado a Crónica Balear que, a la espera de que se le practique la autopsia, las pesquisas apuntan a que la víctima, de 49 años, se quitó la vida de forma voluntaria.

El trabajador, Miquel Gayà, cuyo fallecimiento ha causado conmoción tanto en el colegio Luis Vives como en el mundo del voleibol mallorquín, al que se encontraba vinculado, se precipitó al vacío en la mañana del pasado lunes.

Sobre las 8.00 horas, el hombre cayó sobre una furgoneta que en esos momentos se encontraba en el patio del centro educativo ya que en esos momentos se estaban llevando a cabo diversos trabajos en las instalaciones. El precipitado quedó tendido sobre el vehículo.

En el lugar se personaron una UVI móvil de Soporte Avanzado y una de soporte básico. Debido al lugar en el que se encontraba el cuerpo, fue necesario hacer uso de una escalera para poder atenderlo. Sin embargo, los médicos no pudieron hacer nada finalmente por salvarle la vida.

El departamento de homicidios y la policía científica de la Policía Nacional precintaron de inmediato el quinto piso y se hizo cargo de las investigaciones del suceso. Para ello cuentan con las cámaras de las que dispone el centro.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana