La heroica actuación de una socorrista fuera de servicio en Palma para salvar a un niño a punto de ahogarse

Redacción | 28/07/2019

Una socorrista que ya se encontraba fuera de servicio y que había decidido quedarse en la playa jugando a voley rescató a un niño a punto de ahogarse en Can Pere Antoni.

Tal y como informan desde Emergències Setmil, especialistas en socorrismo preventivo, la playa ya había sido cerrada con bandera amarilla -y roja en la corriente balizada-, quedando las banderas clavadas en la orilla como aviso a los bañistas.

Tras finalizar su horario laboral y mientras practicaba voley, la socorrista, Macarena, vio a un niño cerca de la línea de boyas, a unos 200 metros de la orilla y, atenta a cómo se movía, constató que se estaba ahogando.

A pesar de la mala mar y de no disponer de material de rescate, la trabajadora se lanzó a auxiliarle.

Cuando llegó hasta él, el niño, agotado por el esfuerzo, se desmayó. La socorrista, viendo que el mar estaba muy complicado y que no podría llegar remolcando al pequeño, nadó hasta la boya y allí trató de recuperarlo mientras aguardaba a que llegase ayuda.

Tras unos minutos, el niño recuperó la conciencia, le pidió a Macarena que lo abrazase y le preguntó "si estaban vivos y si iban a morir allí", relatan desde Emergències Setmil.

La socorrista lo mantuvo abrazado a ella y fue tranquilizándole. Un cuarto de hora después llegó la lancha del práctico del puerto. Sin embargo, las condiciones del mar eran muy complicadas y no pudieron subirles a la embarcación.

De este modo, procedieron a lanzarle un aro salvavidas a la socorrista y le indicaron que debía volver a la orilla remolcando al niño.

Finalmente, el pequeño fue trasladado al hospital para revisar su estado y Macarena "volvió a casa agotada, pero feliz de haberlo conseguido".

"A pesar de no estar de servicio, los socorristas no podemos evitar permanecer atentos si estamos en entornos acuáticos", subrayan los especialistas.

"En un esfuerzo titánico, imaginad como estaba el mar si ni siquiera les pudieron subir a la lancha", recalca la empresa, resaltando cómo, pese a estas condiciones, Macarena consiguió llegar a la orilla con el niño, quien ya en tierra "se abrazaba a ella, no quería separarse y le preguntaba si podría volver a verla".

La socorrista que le auxilió es nadadora en aguas abiertas. "De otro modo no hubiese llegado a tierra", subrayan la entidad, que rinde así homenaje a la especialista: "esperamos que se produzca ese reencuentro con el pequeño para volver a abrazarse, esta vez fuera de peligro".

Emergències Setmil recuerda la importancia de vigilar a los niños mientras están en el agua y hace hincapié en la necesidad de seguir los consejos de #OjOPequeAlAgua, campaña para prevenir ahogamientos infantiles.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana