Indignación en Llucmajor: el jefe de la Policía ordena identificar en la playa a los grupos de tres o más personas

Esther Ballesteros | 01/07/2019

Sergi Torrandell.

Nueva oleada de indignación en la Policía Local de Llucmajor. El jefe del cuerpo municipal, Sergi Torrandell, ha emitido una instrucción de servicio en la que insta a identificar, con nombre y apellidos, a todo aquel que acceda a la playa en grupos de tres o más personas, contraviniendo, según recriminan algunos de los agentes, la normativa que establece que únicamente se podrá proceder de este modo cuando existan indicios de que los identificados han podido participar en la comisión de una infracción o cuando, en atención a las circunstancias, se considere razonablemente necesario que acrediten su identidad para prevenir la comisión de un delito.

En concreto, la medida se enmarca en el servicio de refuerzo extraordinario que la Policía ha puesto en marcha estos días debido a la recepción diaria de vídeos que revelan los ruidos, los botellones y la suciedad que se producen cuando finaliza el servicio de vigilancia.

Por ello, la instrucción fija la conclusión del servicio de refuerzo a las 3.30 horas -una hora más tarde de lo establecido- y señala que en caso de que haya unidades ocupadas debido a posibles detenciones el servicio podrá ser prolongado más allá de la hora decretada.

La orden, vigente hasta este día 2, establece que habrá permanentemente un vehículo en la playa y más en concreto en la zona de arena, cuya labor -que es la que ha levantado la polvareda en el seno del cuerpo- será la de identificar “a todos los que entren en la playa en grupos de tres o más personas con nombre y apellidos, DNI o pasaporte, domicilio habitual y población, domicilio accidental y número de habitación de ser necesario, fecha de nacimiento y correo electrónico o teléfono”.

No sólo eso. El documento estipula que en caso de no acceder más de tres usuarios pero una vez en el interior de la playa se agrupa ese número de personas también serán identificadas.

Se les solicitará su identidad a quienes, por su parte, porten consigo altavoces y alcohol, y se les informará de que, en caso de que pongan en marcha los aparatos electrónicos, consuman alcohol en botellas de vidrio o generen ruido “serán directamente denunciados”.

Se trata de un servicio que, según la instrucción, estará operativo hasta las 6.00 horas. Cada hora, precisa, se realizará y enviará una fotografía y, en caso de que se produzca aglomeración, también se filmará en vídeo.

El escrito de Torrandell precisa que los vídeos demuestran que diariamente “hay una deambulación de personas que se dirigen hacia los autocares a realizar excursiones o hacia la playa”, motivo por el que dispone que deberán ser denunciados, sin previo aviso, a todos los grupos de personas que vayan por la vía pública haciendo cánticos y causando ruido.

Los agentes reprochan que, con esta medida, el responsable de la Policía Local “ordena que se incumplan varios artículos de nuestro ordenamiento, entre ellos los de filmar y fotografiar a gente”.

“Quiere que identifiquemos a todos los grupos de dos o más personas, como en tiempos de Franco, que se denuncie sin previo aviso a estudiantes que griten por la calle...”, lamentan respecto a una instrucción que consideran “plagada de ilegalidades e irregularidades”.

Los efectivos policiales aseveran que la situación es “de auténtica locura” puesto que si no la llevan a cabo corren el riesgo de ser expedientados, mientras que si proceden a cumplirla son los propios ciudadanos quienes “pueden denunciarnos”.

No en vano, el Boletín Oficial del Estado (BOE), en el capítulo relativo a las actuaciones para el mantenimiento y restablecimiento de la seguridad ciudadana, establece la potestad, por parte de los cuerpos de seguridad, de requerir la identificación de los ciudadanos limitada al cumplimiento de sus funciones de indagación y prevención delictiva y a la sanción de infracciones penales y administrativas.

Es más, dispone en su artículo 16 que, durante esta práctica, deberán respetarse estrictamente los principios de proporcionalidad, igualdad de trato y no discriminación “por razón de nacimiento, nacionalidad, origen racial o étnico, sexo, religión o creencias, edad, discapacidad, orientación o identidad sexual, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana