Cuatro detenidos por violencia de género en Palma en una semana

La Policía Local de Palma ha intervenido, en una semana, en siete casos de violencia doméstica y de género, en los que quedaron detenidos cuatro presuntos implicados.

Una de las actuaciones del cuerpo se produjo el pasado domingo en el barrio de Es Fortí, donde, en presencia de los agentes, un hombre intentó arremeter contra su compañera sentimental mientras se enfrentaba, a su vez, a los efectivos policiales.

Los agentes se personaron en la zona después de que la víctima, de 47 años, llamase al 092 pidiendo auxilio ante las amenazas que había estado profiriendo contra ella su pareja, de 38 y nacionalidad española.

Una vez en el lugar, la víctima relató entre sollozos que hacía días ambos habían reservado una estancia en un hotel de S’Arenal, donde su compañero sentimental había tenido conocimiento de una infidelidad.

A raíz de ello, el hombre comenzó a abroncarla con tal violencia que la mujer se vio obligada a pedir auxilio en recepción. Tras los hechos, la víctima le manifestó que sacaría sus cosas de su vivienda, que ambos compartían. Desde ese momento, él empezó a enviarle mensajes vía whatsapp en los que le amenazaba con frases como “te vas a enterar, atente a las consecuencias” o “no me importa que llames a la Policía, también llamaré yo”.

Según la Policía Local, ya existían precedentes de maltrato por parte del detenido. De hecho, durante este año la mujer había interpuesto una denuncia contra él, si bien finalmente decidió retirarla y darle una segunda oportunidad.

Al acudir al edificio en el que vive, los agentes ofrecieron acompañarla para acudir a los servicios que el Ayuntamiento de Palma ofrece en estos casos. En ese instante, apareció el detenido, quien, sin atender a razones, intentó abalanzarse sobre ella mientras le gritaba “qué les has contado, eres una mentirosa, esta casa es mía“.

Tras encararse contra los agentes, estos tuvieron que pedir refuerzos ante su agitado comportamiento. Otra unidad acudió hasta el lugar y, reduciendo al individuo, finalmente quedó detenido.

Detenido por violencia familiar

Del mismo modo, la Policía Local actuó en otro caso de violencia, en este caso considerada de ámbito familiar. Un hombre de 81 años llamó al 092 debido a que su excompañero sentimental estaba intentando acceder a gritos a su vivienda, en Son Espanyolet, en la que ambos habían convivido anteriormente.

Tras acudir hasta el lugar, los agentes escucharon fuertes gritos procedentes del quinto piso. Allí se encontraron al detenido, de 42 años, quien portaba en la mano una piqueta con una cabeza de metal de 25 centímetros y un mango de madera de 30.

Una vez apaciguado, el hombre reconoció haber causado los daños producidos en la puerta del domicilio y manifestó que había residido allí hasta que su pareja le expulsó. Aseguraba que había acudido allí ante las inclemencias del tiempo y por no tener ningún otro sitio al que ir.

Mientras tanto, su expareja, visiblemente asustada, abrió finalmente la puerta de la vivienda, desmayándose acto seguido. Tras reponerse, explicó que ambos habían mantenido una larga relación sentimental y que su excompañero no aceptaba la ruptura.

La víctima manifestó su temor ante el comportamiento del hombre y manifestó que al día día siguiente le denunciaría en dependencias policiales. La Policía se lo llevó finalmente detenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.