El plan contra la precariedad del Govern mejoró 6.744 contratos este verano


El conseller de Modelo Económico, Turismo y Trabajo del Govern, Iago Negueruela, ha asegurado este jueves que 6.744 trabajadores de Baleares mejoraron sus condiciones laborales durante el verano como resultado de las inspecciones ligadas al plan autonómico contra la precariedad en el trabajo.

Negueruela ha destacado que en 2019 se han inspeccionado 1.302 empresas, «un hecho que ha permitido la transformación directa de 3.500 contratos temporales en indefinidos». En 2018, la misma operación provocó 3.704 modificaciones de contrato.

«La conversión de contratos temporales en indefinidos, la ampliación de las jornadas laborales y las nuevas altas» han contribuido, según el conseller, a que «Baleares cree ocupación indefinida y destruya ocupación temporal por segundo año consecutivo».

Negueruela ha detallado que «en cinco campañas, el plan de lucha de la Conselleria ha mejorado las condiciones de unos 30.700 trabajadores de Baleares», ha precisado.

El pasado 8 de agosto, el servicio de inspección llevó a cabo una actuación conjunta con la Guardia Civil y la Policía Nacional en Mallorca e Ibiza, efectuando 49 visitas a empresas en Mallorca -la mayoría en Magaluf y s’Arenal- y 16 visitas en Ibiza, todas en San Antonio de Portmany.

En esa jornada, se levantaron 3 actas de infracción por temas de seguridad y salud, se hicieron 19 requerimientos por tiempos de trabajo, se transformaron 61 contratos temporales en indefinidos, se produjeron 30 incrementos de jornada, se detectaron 17 faltas de alta y, según la Conselleria, «resultaron beneficiados 108 trabajadores».

La campaña del Plan de Lucha contra la Precariedad Laboral se ha llevado a cabo con el refuerzo de la plantilla de Baleares con 32 profesionales durante los meses de julio y agosto (16 en Mallorca, 8 en Ibiza, 6 en Menorca y 2 en Formentera).

En total se han efectuado 1.302 inspecciones y 1.328 visitas a centros de trabajo, de las cuales 51 fueron en horario nocturno o festivo, 473 en fin de semana, además de la citada actuación especial del 8 de agosto.

Gracias a las 1.302 inspecciones de trabajo se consiguió transformar directamente 232 contratos en otros de mayor duración. En 2018, este número fue de 395.

De las 1.328 visitas a centros de trabajo, casi uno de cada dos contratos revisados estaba, según la Conselleria, «en fraude de ley». Se revisaron 7.250 contratos temporales y 3.500 fueron obligados a transformarse en indefinidos.

Esta ha sido la primera campaña en que se ha revisado el obligatorio control horario que las empresas deben ejercer sobre los trabajadores. Fruto de esta acción, al Conselleria ha llevado a cabo inspecciones en 650 establecimientos, procediendo a efectuar 151 requerimientos.

En los meses de julio y agosto, la Conselleria abrió 93 expedientes con una propuesta de sanción de 395.976 euros, afectando a 120 trabajadores.

315.704 euros corresponden a sanciones de economía irregular, 66.257 euros a obstrucción a la labor inspectora, 7.877 euros a fraudes laborales y 6.1.38 euros a falta de prevención de riesgos laborales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.