El Grupo Universo Pachá ha presentado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afecta a 61 trabajadores, el 11,4 % de los 531 empleados que tiene la empresa en Ibiza.

Según han comunicado este viernes en rueda de prensa representantes del sindicato UGT y delegados de los trabajadores tras una asamblea, la mayoría de los afectados son de la administración de las oficias centrales, un total de 34, a los que se suman 3 del Hotel Pachá, 15 del hotel Destino y otros 7 de la discoteca.

Según el secretario general de UGT en las Pitiusas, Fernando Fernández, se ha constituido una mesa negociadora para reducir al máximo la cantidad de trabajadores afectados y para negociar las indemnizaciones de los que finalmente sean despedidos.

El Grupo Universo Pachá anunció el ERE a los trabajadores el 28 de octubre y el 5 de noviembre se constituyó la mesa de negociación que tiene un mes de plazo para intentar pactar con la empresa, que pretende extinguir las contratos si no hay acuerdo el 30 de diciembre.

El representante de UGT ha considerado “ridículo” que el grupo anuncie su expansión por Asia y por América y que a la vez presente un ERE que afecta a 61 empleados.

Los argumentos de la empresa, según Fernández, son de ajuste económico, reestructuración de la plantilla y reorganización en el trabajo, por la incorporación de un programa informático que “lo resuelve todo”, según la explicación del secretario general de UGT sobre el motivo de los despidos en la parte administrativa de la empresa.

Al respecto, la delegada de los trabajadores de Grupo Universo Pachá, Patricia Torres, ha detallado que se ha instalado el sistema informático SAP, “que como es automático y lo hace todo tan bien, se pueden eliminar puestos de trabajo”, ha lamentado.

Entre los trabajadores afectados hay diferentes perfiles, como administrativos, técnicos audiovisuales, comerciales, agentes de marketing, fotógrafos y diseñadores, a los que se suman nueve camareras de piso de los dos hoteles.

El fondo de inversión Trilantic Europe adquirió el paquete mayoritario de las acciones del Grupo Pachá en febrero 2017, las firmar un acuerdo con el fundador, Ricardo Urgell, que se quedó con una participación minoritaria.

Tras el cierre de la operación, los nuevos propietarios anunciaron un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), que finalmente no se llevó a cabo porque “no era viable”, por lo que “era cuestión de tiempo que lo volvieran a realizar”, ha señalado Torres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.