Dos técnicos del departamento de Emergencias que han declarado en el juicio por el incendio de la Serra de Tramuntana de julio de 2013 han recordado que fue necesario que el operativo evacuara a unas 700 personas de Estellencs, a otras 760 en la zona de Sa Coma y a un grupo de niños de La Trapa.

Este miércoles han declarado dos de los tres técnicos que coordinaron el dispositivo para combatir el incendio en turnos de 12 horas, durante la tercera jornada del juicio en la Audiencia de Palma a un acusado por la Fiscalía de ocasionar el incendio al abocar las cenizas de una barbacoa sobre un montón de poda en una finca de Andratx.

Uno de los directores técnicos de operaciones en el dispositivo de aquel incendio ha contado al tribunal que el campamento de La Trapa se evacuó por precaución, porque la posible propagación del incendio “podía afectar potencialmente” esa zona, y ha explicado que una de las partes más complejas del operativo fue evacuar toda la localidad de Estellencs que en esos días “estaba en fiestas”.

“Se hizo con tiempo suficiente, pero la complejidad vino dada por las circunstancias del pueblo, cuando el fuego amenazaba Estellencs”, ha explicado.

El otro técnico ha relatado que en la zona de Sa Coma fueron evacuadas alrededor de 760 personas, otro grupo de varios vehículos así como 16 niños que estaban acampados en La Trapa y otras 35 personas en el camí des Castell y ha indicado que todas las evacuaciones se fueron recogiendo en un informe detallado.

Dos amigos que compartieron una “torrada” con el acusado la noche antes de que comenzara el incendio, han coincidido en explicar al tribunal que la hicieron de forma “segura”, sobre una carretilla colocada en un trozo del terreno que estaba asfaltado. Ambos han asegurado que cuando se marcharon no había humo en las cenizas ni se apreciaban ascuas.

En el juicio que se celebra ante la sección segunda de la Audiencia de Palma, la Fiscalía pide una condena de 7 años y medio de prisión para el acusado por un delito de incendio forestal por imprudencia, que afectó a una superficie de considerable importancia y con peligro para la vida o integridad física de personas.

El incendio quemó una superficie de 2.347 hectáreas del extremo sur de la Serra de Tramuntana. Arrancó hacia el mediodía del 26 de julio de 2013 en la ladera de la montaña conocida como Sa Coma y Can Curt, dentro de una finca rústica del municipio de Andratx.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.