Comerciantes trabajan en la Wall Street en Nueva York, Estados Unidos.
efe

Wall Street volvió a caer este martes mientras crece el pesimismo por la guerra comercial entre Estados Unidos y China, que retoman conversaciones a finales de esta semana, después de que Washington haya sancionado a algunas firmas tecnológicas chinas por presuntos abusos contra los uigures.

Al término de las operaciones en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones retrocedió un 1,19 % o 313,98 puntos, hasta los 26.164,04, mientras que el selectivo S&P 500 perdió un 1,56 % o 45,73 enteros, hasta los 2.893,06.

El índice compuesto del mercado Nasdaq, en el que cotizan las principales tecnológicas, bajó un 1,67 % o 132,52 unidades y acabó en 7.823,78.

El parqué neoyorquino estuvo centrado especialmente en las relaciones de EE.UU. con China, ya que esta madrugada el Departamento estadounidense de Comercio anunció que ha incluido en una “lista negra” de negocios a 28 organismos y empresas chinas por sus presuntos abusos contra los uigures y otras minorías musulmanas.

Entre los sancionados hay ocho empresas, incluidas Hikvision, Dahua Technology o Megvii Technology, dedicadas a la tecnología de reconocimiento facial, que no podrán adquirir productos de firmas estadounidenses sin permiso expreso del Gobierno federal.

Esta tarde, además, Washington ha anunciado restricciones de visado a funcionarios chinos por su presunta implicación en esos abusos, lo que añade tensión a las conversaciones.

En el horizonte hay una nueva subida de aranceles a productos chinos, prevista para el 15 de octubre, del 25 al 30 % y por valor de 250.000 millones de dólares, que según el presidente Donald Trump se aplicará si no se producen avances en la negociación.

El 1 de septiembre EE.UU. incrementó las tarifas del 10 al 15 % sobre importaciones chinas por valor de 112.000 millones de dólares y, en represalia, China puso en marcha aranceles de entre el 5 y el 10 % a productos estadounidenses valorados en 75.000 millones.

Precisamente este martes la nueva directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, dijo que la guerra comercial “está pasando factura” en la actividad económica mundial y subrayó la necesidad de alcanzar la “paz comercial” para evitar una desaceleración “más masiva”.

El Departamento de Trabajo de EE.UU. informó hoy de que los precios de la producción bajaron el septiembre hasta su menor incremento anual en tres años, lo que podría dar razones a la Reserva Federal para hacer una nuevo recorte de los tipos de interés.

Todos los sectores cerraron en rojo y los más perjudicados fueron el financiero (-2,02 %), el sanitario (-1,83 %), el tecnológico (-1,82 %) y el energético (-1,78 %).

Entre las 30 cotizadas del Dow Jones solo subió Walmart (0,30 %) y cedieron especialmente Dow (-2,92 %), Cisco (-2,89 %), JPMorgan (-2,23 %), IBM (-2,05 %) y Exxon Mobil (-1,94 %).

En otros mercados, el petróleo intermedio de Texas bajó un 0,2 % hasta 52,63 dólares el barril; y al cierre de Wall Street, el oro bajaba a 1.511,50 dólares la onza, el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años cedía al 1,534 % y el dólar se revalorizaba frente al euro, con un cambio de 1,0955.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.