Torra apuesta por
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, comparece ante el pleno del Parlament este jueves. EFE


El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha explicado este jueves en el Parlament su respuesta a la sentencia del «procés«: «Si por poner urnas nos condenan a 100 años, la respuesta es clara, habrá que volver a poner urnas para la autodeterminación», algo que pretende hacer «esta legislatura».

En su comparecencia ante el pleno del Parlament para responder a las condenas del Tribunal Supremo a los líderes independentistas del «procés», Torra ha mostrado su «indignación y consternación» por una sentencia que ha calificado de «gran farsa» y de «infame» y que representa, ha dicho, «venganza y escarmiento».

La sentencia, ha denunciado, «entierra los cimientos del derecho» y supone la instauración de un «derecho de Estado contra la disidencia que solo se basa en la sagrada unidad de España» porque «limita a partir de ahora, de manera vergonzante, muchos de los derechos».

En alusión a la suma de condenas que recoge la sentencia del Tribunal Supremo, Torra, que se ha «autoinculpado» simbólicamente, ha afirmado que «si por poner urnas nos condenan a 100 años, la respuesta es clara: habrá que volver a poner urnas para la autodeterminación».

Como una de las principales respuestas política a la sentencia del «procés», el presidente de la Generalitat ha reclamado un «gran acuerdo de país», con la participación de partidos y entidades, para «el derecho a la autodeterminación», la «amnistía» de los políticos presos y la defensa de los «derechos políticos y civiles».

«Tenemos un deber inmenso: fijar las vías para concretar el ejercicio del derecho a la autodeterminación en el plazo más breve posible y, en el marco de este acuerdo nacional, yo defenderé que en esta legislatura se acabe volviendo a ejercer el derecho a la autodeterminación».

El presidente catalán ha explicado otras tres iniciativas para proseguir en la senda soberanista después de la sentencia y ha señalado que una de ellas es la «internacionalización» a través del denominado Consejo por la República del expresidente Carles Puigdemont y su «Asamblea de Cargos Electos».

La segunda son los Presupuestos de la Generalitat de 2020, que ha remarcado que deben ser una «palanca» para atender las necesidades de los catalanes.

Y finalmente, la iniciativa del Debate Constituyente que encabeza el exdiputado Lluís Llach, que en la «primavera del 2020» entregará sus propuestas, que deberían servir para elaborar una futura «constitución» catalana, ha subrayado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.