Iñaki Urdangarin, a su llegada al Hogar Don Orione de Pozuelo de Alarcón (Madrid) para cumplir su primer día de voluntariado
Iñaki Urdangarin, a su llegada al Hogar Don Orione de Pozuelo de Alarcón (Madrid) para cumplir su primer día de voluntariado. EFE


Francisco Sánchez, el director del Hogar Don Orione donde Iñaki Urdangarin ha comenzado este jueves a colaborar como voluntario, ha asegurado que el marido de la infanta Cristina podrá recibir visitas y salir a comer fuera, aunque lo normal es que lo haga junto con otros empleados o voluntarios.

Urdangarin, que salió de la cárcel minutos antes de las nueve de la mañana, ha recorrido los 103 kilómetros de distancia que separa la cárcel de este centro en un vehículo de color gris sin los cristales tintados. Viajaba en la parte trasera detrás del asiento del copiloto, ocupado por otro hombre.

El cuñado del rey Felipe VI, vestido con una camisa azul y portando una mochila gris, ha llegado al Hogar Don Orione poco antes de las diez de la mañana y ha entrado al recinto saludando a los numerosos medios de comunicación que esperaban allí desde primera hora.

Sánchez se ha dirigido a los periodistas para explicar que Urdangarin tiene «libertad de movimientos» para poder salir del centro, aunque ha reconocido que «lo normal» es que las salidas de las instalaciones sean para realizar su labor de voluntario acompañando a las personas que atiende.

«Puede recibir visitas, pero no es normal», ha aclarado el director que, preguntado sobre si podría salir a comer con su familia, ha dicho: «¿Por qué no? Sin ningún problema. Aquí viene porque quiere», ha subrayado, aunque ha revelado que, por el momento, «no ha pedido permiso para que vengan su mujer y sus hijos».

El director ha apuntado la posibilidad de que Urdangarin coma con otros voluntarios y trabajadores en el centro, pues este le proporcionará «la manutención necesaria».

Respecto a las tareas que desarrollará en el recinto, el director ha explicado que Urdangarin prestará apoyo a las «unidades de movilidad» que son las encargadas de la «psicomotricidad y la fisioterapia».

«Se juega y se hace deporte para usuarios que necesitan moverse», ha explicado antes de destacar que en estas actividades siempre hay un técnico.

El director ha revelado que Urdangarin ha llevado manzanas y plátanos en una cartera y que le ha gustado el «kit del voluntario», que consiste en una identificación y una camiseta con una viñeta de Forges. «Le ha gustado el lema que tiene, un gran corazón», ha desvelado.

Asimismo, Sánchez ha destacado que el trato ha sido «muy cordial» firmando todos los documentos que posteriormente tendrán que mandar al centro penitenciario. «Ha agradecido al centro que le haya acogido y es muy colaborador», ha dicho.

Además, a su llegada con los residentes le han tratado muy familiar. «El guapete alto lo quiero yo para mi», ha dicho algún interno.

Fuentes penitenciarias recuerdan que el centro tiene la obligación de remitir periódicamente informes a la prisión sobre el cumplimiento de la medida aplicada a Urdangarin que, a su vez, serán trasladados al juez de vigilancia.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.