Un toxicómano provoca varios accidentes cuando huía de agentes la Policía Local en Palma. El hombre, que había consumido sustancias estupefacientes recientemente, iba en un estado de plena euforia.

Los hechos se han dado sobre las 23:00. Una patrulla de la Policía Local de Palma circulaba por la calle Indalecio Prieto, a la altura del Camino de Son Gotleu, cuando oyeron un fuerte golpe. Al cabo de unos instantes apareció una mujer con su hijo, diciendo que una furgoneta blanca acababa de golpear su coche y se había dado a la fuga.

Los agentes entraron por el Camino de Son Gotleu donde, efectivamente, vieron una furgoneta dándose a la fuga. La patrulla inició la persecución y dio el alto al conductor, un toxicómano que aceleró al máximo hasta llegar a la calle Aragón. Allí, y a pesar de los requerimientos de la policía, continuó en sentido hacia Es Rafal y tomó la Vía de Cintura hacia Andratx.

LOS AGENTES REQUIRIERON LA AYUDA DE OTRAS PATRULLAS

Los agentes requirieron la presencia de otras patrullas para poner fin a la temeraria persecución provocada por el toxicómano. El hombre iba a toda velocidad y conduciendo de manera temeraria. A la altura de las salidas de Son Rapinya y son Dureta, golpeó otro vehículo. En su huida hacia el túnel de Génova chocó contra un tercer coche.

Sin detener la marcha el toxicómano continuo huyendo, esta vez hacia Cala Major. En el cruce de Joan Miró se saltó un semáforo en rojo y siguió por la carretera de Andratx. En ese  momento adelantó en sentido contrario a un autobús y varios vehículos y siguió conduciendo.

El toxicómano se adentró por la calle Nuestra Señora de Lourdes, desconociendo que por esta zona todo son callejones estrechos y de dificultosa circulación. Posteriormente tomó dirección hacia Santa Práxedes  y desembocó en la plaza de Santa Mónica. Finalmente chocó contra una farola que detuvo la alocada huida.

IBA CON UNA MUJER QUE DIJO ESTAR EMBARAZADA

Los agentes de la policía lo retuvieron y pudieron comprobar que se trataba, efectivamente, de un toxicómano completamente fuera de sí. Cuando registraron el vehículo, vieron que con el hombre viajaba una mujer que decía estar embarazada.

El toxicómano se vino abajo y quedó semi inconsciente en el suelo mientras la mujer profería insultos contra los agentes. «Sois unos inútiles, no servís para nada» les increpaba «me voy a matar y  mi muerte pesará en vuestra conciencia, habéis tenido suerte de pillarlo, porque no sabe conducir, que si no no lo pilláis».

Los agentes aguantaron estos y otros insultos mientras inspeccionaban la furgoneta. Después de varios intentos de aclarar la situación, la mujer admitió que el toxicómano no tenía carné de conducir, y que la furgoneta era robada.

Los agentes de la Policía Local de Palma detuvieron al hombre tras una tremenda persecución desde Son Gotleu hasta San Agustín. Ahora se realizan las gestiones pertinentes para averiguar cuándo fue robada la furgoneta y quién es su legítimo propietario. La suerte ha querido que no haya ninguna persona herida tras la alocada carrera.

4 Comentarios

  1. En 24 horas estara libre y haciendo lo mismo o cosas peores…en un país que se precie y decente, no como este país de pandereta, estos despojos y escoria de la sociedad estarían unos añitos en la cárcel, por robo, por huir de la policía,por los daños materiales y morales causados a los afectados,por conducir sin carnet, y por conducir hasta la patilla…aquí será una multita que ni pagarán por declararse insolventes y con suerte les dan auna ayuda por toxicómano, la cual se fundirán en pillar más droga…welcome to españistan!!! Este país da más asco cada día, paraíso de escoria y delincuentes nacionales y de todo el mundo

  2. Con la «Justicia» que tenemos….la culpa todavía va a ser de los policías. Ahhh….y a la susodicha «ciudadana ejemplar» que iba metida en la furgoneta con el asesino en potencia éste….todavía le van a dar la razón como esté embarazada yyyy…paguita al cante.
    Sinó….al tiempo !!!
    GENTUZA !!!

  3. Un diez por esos agentes que al darle el alto y darse a la fuga no desistieron y decidieron seguir con su afán de capturar al delincuente hasta conseguirlo y no rendirse, enhorabuena, sino hubiese escapado y hubiera podido provocar una desgracia, ahora sólo queda rezar de que el juez de turno también cumpla igual de bien e imponga la justicia que realmente merece. Enhorabuena!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.