guardia civil de trafico
Imagen de archivo


Un conductor ebrio que quintuplicaba la tasa de alcohol ha huido de la Guardia Civil de Tráfico a lo largo de dos kilómetros en la carretera que une Porto Cristo y Cala Millor.

En torno a las 8.45 horas, el servicio de emergencias de Baleares 112 ha comenzado a recibir numerosas llamabas que alertaban de que un Volkswagen Golf rojo se encontraba circulando haciendo “eses” en la carretera y poniendo en peligro al resto de personas que transitaban por la vía.

Desde el 112 se han puesto en contacto con el destacamento de Manacor de la Guardia Civil de Tráfico. La rápida actuación del Instituto Armado, que ha enviado de inmediato una patrulla, ha permitido interceptar el vehículo objeto de los avisos.

Tras darle alcance, los agentes le han dado el alto pero el conductor ha emprendido su fuga. A lo largo de dos kilómetros de persecución, la patrulla continuaba haciendo señales con las luces y la sirena activadas mientras el infractor hacía caso omiso de las indicaciones.

A la altura del Safari de Sa Coma, la Guardia Civil ha aprovechado la presencia de un tramo en el que no había coches circulando -dado que no querían poner en peligro otros vehículos-, lo que le ha permitido coger el desvío y colocarse delante del Volkswagen para obligarle a detenerse.

En el vehículo había dos varones de unos 35 años y nacionalidad española que regresaban de marcha. Tras someterle a la prueba de alcoholemia, los agentes han comprobado que el conductor quintuplicaba la tasa máxima permitida.

Debido a ello, la patrulla ha precisado de la presencia de la unidad de atestados de la Guardia Civil de Tráfico, que han imputado al conductor un delito de conducción bajo la influencia del alcohol y otro contra la seguridad vial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.