Los salones de juego de Baleares controlarán la identidad de sus clientes a partir de noviembre


La Conselleria de Transición Energética y Sectores Productivos ha recordado este lunes ante la Comisión del Juego que los salones de juego deben tener un control identificativo en la entrada antes del 18 de noviembre.

Esta medida, dirigida a evitar el acceso a estos establecimentos de los «autoprohibidos», menores de edad y personas incapacitadas judicialmente, es una medida contemplada en el decreto por el cual se aprobó el Reglamento de salones de juego, ha indicado el departamento autonómico en un comunicado.

La Comisión del Juego de Baleares, órgano consultivo de las actividades del juego y las apuestas en el ámbito autonómico, ha abordado este lunes el desarrollo del decreto de salones aprobado este año y la puesta en marcha de un observatorio autonómico del juego en línea.

Sobre el cumplimiento del decreto, la Conselleria ha reiterado que el 18 de noviembre es la fecha límite para que los salones de juego de las Islas incorporen un control de acceso a las entradas, que exija la identificación a los jugadores.

Deberán impedir la entrada y el juego a menores de edad, a personas imposibilitadas legalmente o por resolución judicial firme, así como a aquellas personas que voluntariamente hayan solicitado la prohibición de acceso (los «autoprohibidos»).

Si bien el decreto no lo especifica, la Dirección General de Comercio ha recomendado a los empresarios de los salones de juego que esta tarea se realice de manera presencial y personal, con un empleado encargado de comprobar el DNI de cada cliente antes de dejarlo entrar en la sala.

Las sanciones graves por permitir la entrada y el juego a menores o personas que tengan prohibido el juego oscila entre los 3.000 y los 30.000 euros, mientras que las sanciones más graves, aquellas que dejen participar a estos colectivos en las actividades de juego, pueden llegar hasta los 450.000 euros.

Para incrementar el control de los autoprohibidos, la Dirección General de Comercio ha creado una aplicación informática para que los negocios del sector tengan información actualizada y en tiempo real de todos los inscritos en el registro de autoprohibidos.

Esta herramienta, cuyo desarrollo ha costado 17.424 euros, cumple con la Ley de Protección de Datos, ya que en el listado que se comprueba sólo aparece el número de DNI de quienes se han autodenegado el acceso a negocios dedicados al juego, pero no el nombre.

Durante la Comisión, también se ha informado al sector de la puesta en marcha de un Observartorio del juego en línea que impulsarán conjuntamente las direcciones generales de Innovación, Salud Pública y Participación.

La comisión ha acordado modificar el decreto que regula su propio funcionamiento, para incorporar a un representante del juego en línea, así como el desarrollo de normativa específica para la regulación del sector de bingo y de apuestas hípicas.

La Comisión del Juego se ha reunido por primera vez en esta legislatura. No lo hacía desde mayo de 2018, aunque el reglamento de la comisión establece que las reuniones se celebrarán dos veces al año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.