La Policía Nacional ha detenido en Palma a diez personas por formar parte de un complejo conglomerado de empresas que defraudó casi 600.000 euros a la Seguridad Social a través de 17 empresas pantalla.

En concreto, a nueve de los arrestados se les imputan delitos de falsedad documental y otro contra la seguridad social. El cabecilla de la trama y principal encausado pasará a disposición judicial en las próximas horas y sobre él pesan, además, delitos de estafa y blanqueo de capitales.

Las pesquisas se iniciaron el pasado mes de junio, cuando una persona interpuso una denuncia tras recibir una notificación de la Tesorería General de la Seguridad Social por una cuantiosa deuda reclamada.

Las gestiones policiales permitieron descubrir un entramado de empresas cuya actividad principal era el alquiler de vehículos, gestionadas todas ellas por el principal imputado a través de testaferros. El conglomerado generó una deuda a la Seguridad Social de casi 600.000 euros, una cifra que podría ser mayor ya que todavía falta el certificado de deuda de la última empresa investigada.

El principal encausado utilizó a nueve personas como testaferros, que figuraban como administradores únicos de las 17 empresas pantalla utilizadas para evadir el pago de cuotas de la Seguridad Social de los trabajadores. También para evadir deudas de Agencia Tributaria (IVA e Impuesto Sociedades) y de proveedores varios (seguros y Renting).

Testaferros por extrema necesidad

Algunos de los testaferros eran conscientes de los hechos y, según las pesquisas, aceptaron serlo al encontrarse en situación de extrema necesidad. Otras personas también necesitadas fueron engañadas y figuraban como administradores únicos sin tener conocimiento de ello.

Quienes eran sabedores del presunto fraude aseguran que lo hicieron por una situación de necesidad extrema, tratándose de personas de escasos recursos e inmigrantes en situación irregular. Estas circunstancias eran aprovechadas por el principal encartado para llevar a cabo su entramado.

Éste, asimismo, aprovechó la gestión de un hostal y de una empresa de alquiler de vehículos que regentaba en la Playa de Palma. En el local se alojaban personas necesitadas por distintas circunstancias personales así como por cargas familiares, alquileres o deudas hipotecarias.

A todas ellas las engañaba ofreciéndoles la posibilidad de obtener un trabajo estable. Para ello debían crear una sociedad para trabajar para él mismo y figurando como administradores de dichas empresas sin tener conocimiento de ello.

Según los trabajadores, las condiciones de los vehículos alquilados eran pésimas, llegando a alquilar vehículos sin seguro y con las ITV sin inspeccionar.

El cabecilla se aprovechó de la baja de un empleado

El cabecilla de la trama se apropió, además, del pago delegado realizado por una empresa de mutualidad. Este iba destinado a uno de los empleados que se encontraba de baja laboral por graves problemas de salud.

Este trabajador, una vez recuperado, decidió crear una sociedad de alquiler de vehículos, si bien y tras recaer de nuevo en la enfermedad, tuvo que ser ingresado en el hospital. El investigado aprovechó la coyuntura para utilizar esa empresa y dar de alta a empleados que en realidad trabajaban para sus mercantiles.

Por este motivo, la empresa llegó a acumular desde Palma una deuda de más de 10.000 euros que en la actualidad privan al trabajador de poder cobrar una pensión. Del mismo modo, y aprovechándose de la enfermedad del empleado, el cabecilla vendió los vehículos de la empresa creada por éste, sin autorización del mismo, realizando para ello numerosas falsedades documentales.

Se trata de un fraude los que la Policía procedió a la detención de nueve personas como presuntos autores de delitos de falsedad documental y otro contra la Seguridad Social. Cinco de ellos son hombres de origen argentino de de 35, 44, 54, 58 y 59 años, dos de 33 y 53 años y nacionalidad chilena, otro de 69 de origen italiano y un hombre español de 31.

Asimismo, los agentes detuvieron a una décima persona, el cabecilla, un hombre de 64 años y español como presunto autor de delitos de estafa, blanqueo de capitales, falsedad documental y contra la Seguridad Social. Las diligencias policiales han sido remitidas al Juzgado de Instrucción de guardia de Palma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.