amarres


El Govern ha anunciado que tiene previsto ofrecer 723 plazas de amarres en 17 puertos base de Baleares en los próximos meses, derivados de la reordenación interior de las instalaciones que gestiona Ports de les Illes Balears, con lo que espera que se reduzca la lista de espera de 4.722 inscritos.

La Conselleria de Movilidad y Vivienda ha señalado en un comunicado que, ante la falta de amarres y la fuerte demanda, espera que la oferta de estas plazas tenga «un impacto importante» en la lista de espera, por la elevada rotación de quienes están inscritos en ella.

Ports IB está tramitando el Plan General de Puertos de las islas, que aborda la problemática de la carencia de amarres y establecerá medidas «para optimizar el uso de los puertos y de este modo dar respuesta a la demanda» y «dar salida a todas los que no disponen de una plaza», si bien «no se contempla la ampliación de los puertos existentes ni la creación de nuevos puertos».

Entre esas medidas de optimización figura la reordenación interior de los puertos existentes, haciendo posible el incremento del número de amarres en base. Algunos de los puertos disponen de un elevado porcentaje de amarres de tráfico, que se reducen al 25 % para aumentar los de base.

También se potenciará la red de rampas públicas, así como las marinas secas y se apoyará a los clubes de navegación y multipropiedad.

Durante los próximos meses se ofrecerán las plazas en varios puertos como el de Andratx, donde hay 335 inscritos en la lista de espera y se ofertarán 22 amarres; Banyalbufar, con 44 personas en espera y donde se ofrecerán 18 amarres; y Cala Bona, con 245 inscritos y donde está previsto ofrecer 60 amarres.

En Cala Rajada, para los amarres en el agua hay 127 personas esperando y se ofertarán 23; y en la explanada, con 56 inscritos en lista de espera, habrá 50 plazas.

En la Colonia Sant Jordi, hay 564 personas inscritas para amarres en el mar, se han ofrecido este año 22 (actualmente ya no hay amarres disponibles para puestos base; y en la explanada hay 14 personas en la lista de espera, la misma cifra que se espera poder ofertar este año.

En Es Barcarès, hay personas en espera y está previsto ofrecer 20 amarres; en Fornells son 369 personas, se han ofrecido 55 amarres de los cuales se han cubierto 16 y quedan 39 de pendientes; en Pollença hay 617 barcos en espera y entre 2019 y 2020 se ofrecerán aproximadamente unos 150 amarres.

En Portocolom, hay 405 personas inscritas a la lista de espera y no hay datos de posibles ofertas; y en Portocristo son 124 las personas, se han ofrecido 12 amarres y quedan 5 pendientes por ofrecer.

En Sant Antoni de Portmany, hay 474 personas esperando, en 2019 se han ofrecido 44 amarres y antes de que acabe el año se espera llegar a ofrecer un total de 197 plazas.

En S’Estanyol, la lista de espera es de 72 personas y se está a la espera de saber los que quedarán disponibles; en S’Oberta esperan 59 personas y se prevé adjudicar unos 60; y en Sóller hay 536 personas inscritas a la lista de espera y está previsto ofrecer 15 amarres.

En Ciutadella, esperan 323 y se han ofrecido 24 amarres este año, en un proceso paralizado hasta que finalicen las obras de colocación de los pantalanes.

En Sant Elm hay 30 personas en la lista de espera y en Portopetro 62, y todavía no hay cifras de los que quedarán disponibles.

En Valldemossa, con 53 en espera, actualmente no hay plazas disponibles; y en Cala Figuera, con 147 personas inscritas, en 2019 no está previsto ofrecer amarres.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.