De Okubo a Kubo en el Mallorca
Fotografía cedida por el Real Mallorca del japonés Takefusa Kubo (d) junto al consejero delegado, Maheta Molango durante la firma de su cesión al equipo balear para esta temporada


El primer futbolista de nacionalidad japonesa en llegar al Mallorca fue Yoshito Okubo, en 2005; le siguió Akihiro Ienaga (2011) y ahora irrumpe con la aureola de crack en ciernes Takefusa Kubo, cedido por el Real Madrid hasta junio de 2020.

El club balear ya tiene a una estrella mediática con la que en principio no contaba tras su regreso a Primera seis años después y, sobre todo, por su limitada capacidad económica.

Kubo, conocido también como el «Messi japonés», ha elegido la isla para tener minutos en la máxima categoría del fútbol español y seguirá la estela de Okubo e Ienaga, dos de sus compatriotas que le precedieron con suerte dispar.

Yoshito Okubo llegó al Mallorca en 2005, jugó 39 partidos y marcó 5 goles; Akihiro Ienaga formó parte del once en 25 ocasiones y anotó dos goles.

Ambos defendieron la camiseta bermellona con un denominador común: el equipo estaba en Primera y todas sus actuaciones tenían una gran repercusión en los medios informativos de Japón.

Kubo, que desechó la oferta del Valladolid de Ronaldo, también aterriza en Palma con todos los ojos puestos en él.

El Madrid espera mucho de un joven futbolista de 18 años, al que convenció en junio de este año para que no siguiera en el FC Barcelona, donde el nipón se formó entre los años 2011 y 2015.

El japonés ya dio muestras de su calidad la pasada pretemporada con el primer equipo del Madrid, y su paso por el Mallorca puede ser determinante en su trayectoria.

El equipo del técnico valenciano Vicente Moreno necesita un futbolista de las características de Kubo, que es un hábil regateador, veloz y desequilibrante.

El Mallorca tiene una base de jugadores que hace dos años militaban en Segunda B y ese ha sido un factor decisivo en los dos ascensos consecutivos.

Moreno tendrá que realizar algunos ajustes en su equipo para explotar la calidad de Kubo y situarlo en la zona de campo donde mejor pueda rendir, acompañado, entre otros por un veterano curtido en mil batallas como Salva Sevilla, de 35 años, y el ghanés Addrisu Baba, un todoterreno en el centro del campo.

Con Kubo vestido de bermellón las expectativas del Mallorca en Primera se multiplican y supone otra razón de peso para aumentar aún más, si cabe, la euforia desbordada de una afición que en estos momentos cree más que nunca en su equipo.

Los bermellones iniciaron la Liga con un triunfo ante el Eibar (2-1), y el domingo reciben a la Real Sociedad, todo ello, marcado a fuego ahora con la inesperada llegada a la isla de un crack del País del Sol Naciente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.