Pedro Sánchez
EP


El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha admitido que «no es sencillo» alcanzar un acuerdo con Podemos, pero ha pedido al líder de la formación morada, Pablo Iglesias, un esfuerzo porque lo que tienen por delante, ha recalcado, «merece mucho la pena». Según ha subrayado, muchas personas han puesto «gran ilusión» en ese gobierno de coalición y deben «atender a esa llamada».

En un largo discurso de casi dos horas para pedir el apoyo de la Cámara Baja a su investidura, Sánchez ha pedido a PP y Cs que no la bloqueen y «retiren las barreras» para permitir que haya Gobierno en julio. Es más, ha recriminado a esos dos partidos que hayan institucionalizado «la foto de Colón» tras sus acuerdos con Vox en comunidades y ayuntamientos, advirtiéndoles de que con esos pactos se han puesto «una soga».

Sánchez, que ha obviado en su intervención la situación en Cataluña, ha planteado los seis retos que quiere abordar su Ejecutivo en esta legislatura: empleo digno y sostenibilidad del sistema de pensiones; la revolución digital y tecnológica; la «emergencia» climática; la igualdad efectiva entre hombres y mujeres; la lucha contra la desigualdad social; y el fortalecimiento de Europa.

PIDE A PODEMOS «ATENDER LA LLAMADA»

En la parte final de su discurso –sin menciones previas a las negociaciones con Podemos y en poco más de un minuto–, Sánchez se ha dirigido a la bancada del partido morado y le ha pedido un esfuerzo para llegar a un acuerdo, ya que, según ha recalcado, los españoles les han pedido en las urnas «avanzar». Esta es una de las palabras que más ha repetido a lo largo de la mañana.

«Procedemos de dos tradiciones distintas de la izquierda. Hasta ahora hemos hablado mucho de nuestras diferencias y estamos comprobando que no es sencillo alcanzar un punto encuentro. Pero nada que merezca la pena es fácil y lo que tenemos por delante merece mucho la pena», ha emplazado.

Sánchez ha avisado de que PSOE y Unidas Podemos tienen encima «la mirada esperanzada de millones de compatriotas» y ha recalcado que deben trabajar para «culminar un acuerdo» y sacar adelante todo lo que «une» a ambas formaciones, que es «un progreso económicamente sostenible» y la distribución «justa» de ese progreso.

«Y si lo prefieren de otra manera, una sociedad de hombres y mujeres libres e iguales en armonía con la naturaleza», ha apostillado el candidato socialista, cosechando un fuerte aplauso de la bancada socialista.

En este sentido, ha añadido que «muchas personas» han puesto «un gran esfuerzo y una gran ilusión» en que el PSOE y Podemos «unieran sus fuerzas» pero también en que unieran su «sensibilidad, inteligencia y experiencia» para «mejorar la vida de la gente» y, de esa forma, «cambiar la historia de España». «Debemos atender a esa llamada», ha abundado.

RECRIMINA A PP Y Cs SUS PACTOS CON VOX

Después, dirigiéndose a los diputados de PP y Ciudadanos, Sánchez les ha pedido de nuevo que no bloqueen la formación de gobierno con un ‘no’ a la investidura que se votará este martes en el Pleno del Congreso.

«Señores y señoras de la bancada conservadora. Sé que ustedes preferirían marchar en otra dirección a la que he propuesto en esta tribuna, pero eso ya lo decidieron los españoles el 28 de abril. No les pido que apoyen este proyecto sino que retiren las barreras y permitan que España tenga gobierno, lo que les pido y les exijo es que España avance», ha demandado.

Sánchez ha criticado los pactos de PP y Cs con Vox en ayuntamientos y comunidades autónomas porque, en su opinión, el 28 de abril los españoles votaron «avanzar y no retroceder». Es más, ha acusado al partido de Pablo Casado y de Albert Rivera de «involución» y de «atarse a la ultraderecha» de Vox.

Tras asegurar que los dos partidos conservadores «han institucionalizado la foto de Colón, expulsando a los partidos que no piensan como ellos, ha avisado que con ese «cordón sanitario» se han puesto «una soga». En opinión de Sánchez, los acuerdos con Vox «cuestionan» las libertades y derechos civiles de las minorías» y también «banalizan» la lucha contra la violencia de género.

REFORMA DEL ARTÍCULO 99

Como ya anunció hace una semana, Sánchez ha ofrecido a los grupos parlamentarios «un pacto de Estado» para reformar el artículo 99 de la Constitución y evitar el bloqueo institucional que supone que no haya investidura. A su entender, sin Gobierno solo hay «vacío de poder».

Por eso, ha explicado que esta reforma impediría que los españoles tengan que «sufrir la amenaza de la repetición electoral», citando el modelo de constitución de los ayuntamientos y de algunas comunidades autónomas. Con esta propuesta, ha proseguido, se busca que el Ejecutivo «tenga garantías para poder ser constituido y reforzar la estabilidad del sistema».

«No se trata de elegir entre izquierda y derecha, entre socialistas y conservadores, estamos eligiendo entre que España tenga Gobierno o no», ha insistido el candidato del PSOE, que ha rechazado que con esta idea busque el «debilitamiento de la oposición».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.