Jon Rahm
Reuters


El golfista español Jon Rahm logró levantarse de un complicado inicio en la segunda jornada del Abierto Británico para seguir en la zona alta, a cuatro golpes de los líderes J.B. Holmes y Shane Lowry, mientras que Sergio García logró darse la opción de seguir jugando el fin de semana en el Royal Portrush.

Rahm aún tenía el regusto de los últimos dos ‘bogeys’ del primer día, cuando el inicio del viernes era un doble ‘bogey’ en el hoyo 2, de los dolorosos con la pelota volviendo a su sitio. El vasco logró dejarlo en anécdota con un ‘birdie’ inmediato y otros dos más en el resto de la jornada para seguir al acecho.

El de Barrika se queda en total con cuatro bajo par, aún con plenas opciones después del amago de romper la baraja del estadounidense y el irlandés. Holmes guardó el liderato, empatado en menos ocho con un Lowry que fue enchufado con seis ‘birdies’ hasta que le cayeron los ‘bogeys’ en el 14 y el 18.

El recorrido norirlandés volvió a ser jugable, sobre todo por la tarde. No castigó el tiempo ni la mucha lluvia anunciada, y son 47 jugadores bajo par, con opciones de dar un salto en el ‘moving day’ del sábado. El corte de uno sobre par achuchó a Sergio García, sin un buen juego desde el ‘tee’, pero terminó en menos uno en total.

El de Borriol estará el fin de semana como hace un mes en el US Open, cuando venía de fallar siete cortes seguidos en ‘grandes’. El resto de españoles que empezó el ‘British’ Rafael Cabrera Bello, Adrian Otaegui, Adri Arnaus, Jorge Campillo y Miguel Ángel Jiménez no pasaron la criba del viernes. Fueron muchos nombres propios los que salieron por la puerta de atrás.

Los intentos de Tiger Woods y Rory McIlroy fueron seguidos como si del liderato se tratase. ‘El Tigre’ no hizo ni amago de remontar, aunque hizo una vuelta de menos uno. “Solo quiero irme a casa. Llevo mucho tiempo de viajes y hoteles. Voy a tomarme un par de semanas de descanso para estar listo para los ‘playoffs’. Ya no tienes la consistencia de cuando tienes 23 años. Voy a tener mis buenas semanas enchufado pero habrá veces que no llegaré”, dijo.

McIlroy fue la sensación del turno de tarde. El jugador local hizo seis bajo par, pero no fue suficiente después de la debacle de su estreno. El norirlandés lo peleó de lo lindo pero un error y ‘bogey’ en el 13 le dejó contra las cuerdas. En el 15 dejó escapar una buena opción de ‘birdie’ y al 18 llegó con necesidad de sacar un golpe al hoyo. La opción de ‘birdie’ cayó por una pendiente a la izquierda del ‘green’ y la afición se quedó sin el héroe local.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.