Más de cien muertos y millones de desplazados por el monzón en India, Nepal y Bangladesh
DPA


Más de cien personas han muerto y más de cuatro millones han tenido que abandonar sus hogares a causa de las inundaciones provocadas por el monzón en India, Nepal y Bangladesh.

La mayoría de las víctimas mortales están en Nepal, con 64 personas fallecidas y otras 31 desaparecidas y un tercio de los distritos azotados por las lluvias torrenciales.

La nota positiva es que en el sureste de Nepal las aguas del río Kosi han comenzado a decrecer. En 2008, rebasó su cauce, cambió su curso e inundó una extensa superficie cobrándose 500 vidas.

“El peligro ha pasado ahora que el nivel del agua ha empezado a bajar”, ha dicho a Reuters Chiranjibi Giri, funcionario del distrito nepalí de Sunsari.

En los empobrecidos estados indios de Assam y Bihar el monzón ha desplazado a 4,3 millones de personas de sus casas en apenas diez días, la mayoría hacia las zonas rurales del noreste, según ha informado este lunes el Gobierno.

En Assam, las aguas del río Brahmaputra, que bajan desde el Himalaya hasta Bangladesh, han crecido durante la noche. La mayor parte del Parque Nacional de Kaziranga, hogar del rinoceronte de un cuerno, está anegado. Cuatro personas han muerto ahogadas.

“Las inundaciones se han complicado con 31 de los 32 distritos (de Assam) afectados”, ha dicho el ministro principal del estado indio, Sarbananda Sonowal told reporters.

Assam, conocido por sus plantaciones de té, es víctima de las inundaciones estacionales. Los gobiernos estatal y federal han gastado millones de rupias en prevención, aunque sin mucho éxito.

Mientras, en Bangladesh, las fuertes precipitaciones han obligado a 190.000 personas a abandonar sus hogares, de acuerdo con datos del Gobierno.

Preocupa especialmente la situación en los asentamientos de refugiados rohingyas de Cox Bazar, donde viven unas 700.000 personas, de las cuales 100.000 se han visto desplazadas por el monzón y dos han muerto, incluido un niño.

La temporada del monzón de 2017 fue la más letal de los últimos años, con al menos 800 muertos entre India, Nepal y Bangladesh y numerosos campos de cultivo destrozados.

DOBLEMENTE DESPLAZADOS

Naciones Unidas ha llamado la atención sobre el impacto del monzón en Birmania, donde más de 21.000 personas han tenido que dejar sus casas en los últimos cinco días a causa del monzón, muchas de las cuales ya se habían visto desplazadas por conflictos armados.

En el estado birmano de Kachin, asolado por los enfrentamientos entre el Estado y las guerrillas, más de 6.000 personas han sido evacuadas. En Rajine, dominado también por la insurgencia, se ha inundado un campamento para desplazados internos con 370 personas.

“Naciones Unidas y sus socios están trabajando con las autoridades estatales y regionales para atender las necesidades humanitarias inmediatas”, ha dicho el coordinador residente de la ONU en Birmania, Knut Ostby, en su cuenta oficial de la red social Twitter.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.