Dylan Teuns
A.S.O./ALEX BROADWAY

El ciclista belga Dylan Teuns (Bahrain-Merida) ha ganado este jueves la sexta etapa del Tour de Francia, disputada entre Mulhouse y La Planche des Belles Filles sobre 160,5 kilómetros, al ser el más fuerte en una escapada formada casi de inicio y superar a un Giulio Ciccone (Trek-Segafredo) que se pone nuevo líder de la carrera, pese al esfuerzo de Julian Alaphilippe (Deceuninck-Quick Step).

Teuns se llevó la etapa, Ciccone el liderato pese a no poder con el belga en la durísima rampa en gravilla de hasta el 24% de pendiente máxima. Un auténtico muro que fue un espectáculo y que a buen seguro habrá dejado contentos a los organizadores de un Tour que ha empezado siendo mucho más trepidante.

La fuga tuvo el beneplácito del pelotón, que cuando quiso poner marcha de persecución vio que no llegaban a tiempo. Aún así, la lucha particular de Alaphilippe por retener el amarillo, o los intentos del Movistar Team con Mikel Landa de romper la carrera en la primera semana pusieron emoción atrás e incertidumbre arriba.

No peligró la etapa para la fuga, donde Teuns, que logra la décima victoria de su carrera, y Ciccone, que fue decimosexto en el pasado Giro de Italia 2019 y que como el belga debuta en el Tour de Francia, dejaron atrás a Xandro Meurisse (Wanty-Groupe Gobert) y previamente al líder de la montaña, Tim Wellens (Lotto Soudal).

El otro hombre destacado fue el vigente campeón de la ronda gala, el galés Geraint Thomas (Team INEOS), que fue el mejor entre los candidatos al triunfo final. Dejó que Alaphilippe atacara, en su particular lucha con Ciccone por el liderato que finalmente dejó al italiano líder con 6 segundos de margen sobre el ‘Mosquetero’.

Pero Thomas, que de momento se postula como líder del Team INEOS por delante de Egan Bernal, atacó poco después del galo y ya es quinto a 49 segundos del amarillo. Pilló con el pie cambiado al resto, sacando 2 segundos de ventaja a Thibaut Pinot (Groupama-FDJ), 7 a Nairo Quintana (Movistar) y Emanuel Buchmann (BORA), y 9 a Jakob Fuglsang (Astana), Mikel Landa (Movistar), Richie Porte (Trek-Segafredo) y al propio Bernal.

También Adam Yates (Mitchelton-Scott) o Dan Martin (UAE-Team Emirates) perdieron 14 segundos respecto a Thomas, con Rigoberto Urán (EF Education First) o George Bennett (Jumbo-Visma) cediendo 18 segundos, Enric Mas (Deceuninck-Quick Step) 33, y Bauke Mollema (Trek-Segafredo) y Steven Kruijswijk (Jumbo-Visma) 35 segundos. Los más damnificados fueron Vincenzo Nibali (Bahrain Merida), con 51 segundos cedidos ante Thomas, y Romain Bardet (AG2R), con 1:09.

Más sufrió en las durísimas rampas finales sobre tierra y gravilla de La Planche des Belles Filles (1ª, 7 kilómetros al 8,7% de pendiente media y rampa final del 24%) hombres como el último ganador en esta cima –a la que se ha llegado en cuatro ocasiones, aunque con la meta más adelantada– Fabio Aru (UAE) con 2:46 perdidos respecto a Teuns.

Fue una jornada en la que varios equipos se mostraron activos y ofensivos, como el Jumbo-Visma pese al hundimiento final de su líder Kruijswijk, o el Movistar Team, en el que Mikel Landa atacó y llegó a tener unos 20 segundos de margen, con Alejandro Valverde y su arco iris de campeón del mundo poniendo ritmo al frente del grupo de favoritos.

Este viernes el recorrido dará una pequeña tregua al pelotón, pues la séptima etapa será llana aunque de 230 kilómetros, entre Belfort y Chalons-sur-Saone. La etapa más larga de este Tour de Francia tendrá tres pequeñas cotas de inicio y una última parte llana que sería escenario para una escapada o para una llegada al esprint.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.