Mikel Landa
Movistar Team


El ciclista español Mikel Landa (Movistar) ha asegurado que su caída y la posterior pérdida de tiempo en la décima etapa del Tour de Francia, disputada entre Saint-Flour y Albi sobre 217,5 kilómetros, ha sido «un shock», pero que no tiene «consecuencias físicas», y ha agradecido a su equipo haber «salvado» la situación.

«Tan pronto estaba de pie como entre la gente y en el suelo. Afortunadamente no tengo nada, es solo pérdida de tiempo, se escapa un poco el objetivo por el que vinimos», señaló Landa en declaraciones facilitadas por su equipo.

A falta de unos 15 kilómetros para meta, un ‘afilador’ entre Alaphilippe y Warren Barguil (Arkéa Samsic) hizo que este último diera un bandazo a su izquierda, donde estaba un Landa que salió disparado sin poder evitar la caída. El incidente le hizo dejarse 2:09.

A pesar de todo, el vasco da las gracias a sus compañeros por haberle ayudado a salir de la situación. «Ha sido un poco un ‘shock’, pero por suerte no tengo consecuencias físicas. He podido seguir bien y mis compañeros han salvado una situación complicada», concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.