La Guardia Revolucionaria de Irán apresa un petrolero británico en el estrecho de Ormuz
Reuters

La Guardia Revolucionaria de Irán ha informado este viernes de que ha apresado un petrolero británico en el estrecho de Ormuz por una presunta violación del Derecho Internacional que no ha precisado, en el marco de la escalada de tensión entre ambos países y, en general, en la región.

Se trata del ‘Stena Impero’, que ha sido confiscado «a petición de la Organización Marítima y de Puertos de Hormozgán cuando atravesaba el estrecho de Ormuz por no respectar las normas marítimas del Derecho Internacional», según un comunicado de la Guardia Revolucionaria recogido por la cadena estatal Press TV.

Este barco ha sido trasladado al puerto de Bandar Abbás, en el sur de Irán, según ha informado este sábado la agencia de noticia Fars que además ha señalado que este petrolero de bandera británica tuvo un accidente con un barco pesquero iraní antes de ser detenido.

«Tuvo un accidente con un barco pesquero iraní. Cuando el barco hizo una llamada de socorro, el buque con bandera británica lo ignoró», ha dicho el jefe de la Organización Marítima y de Puertos de la provincia de Hormozgan meridional, Allahmorad Afifipour y ha recogido la agencia de noticias Reuters.

Según esta información , los 23 miembros de la tripulación permanecerán en el buque hasta que finalice la investigación. Por su parte, el operador británico del petrolero incautado ha informado de que el buque, el ‘Stena Impero’, cumplía plenamente con todas las normativas internacionales y de navegación.

Fuentes militares iraníes citadas por la agencia local de noticias IRNA han señalado que el petrolero había apagado su aparato de localización e ignoró las advertencias de la Guardia Revolucionaria.

Asimismo, han señalado que entre las violaciones cometidas por el petrolero figuran navegar en dirección contraria en una línea marítima y hacer caso omiso a las instrucciones.

Stena Bulk y Northern Marine Management, propietaria y gestora del ‘Stena Impero’, han confirmado que el buque británico ha sido interceptado en torno a las 16.00 de este viernes por «pequeños barcos y un helicóptero» mientras navegaba por aguas internacionales en el estrecho de Ormuz. «Somos incapaces de contactar con la embarcación, que ahora mismo se dirige hacia Irán», han dicho en un comunicado.

Las empresas han detallado que en el ‘Stena Imperio’ viajan 23 tripulantes de nacionalidad india, rusa, letona y filipina. «No ha habido heridos y la seguridad y el bienestar de nuestra tripulación continúa siendo nuestro objetivo principal», ha insistido Erik Hanell, presidente y director general del operador, Stena Bulk.

Además, han indicado que están en «estrecho contacto» con las autoridades británicas. Un portavoz del Ministerio de Defensa de Reino Unido ha confirmado a Reuters que el Gobierno está buscando información sobre el incidente en Ormuz.

Por su parte, el ministro de Exteriores británico, Jeremy Hunt, se ha mostrado «extremadamente preocupado por la incautación de dos buques por parte de las autoridades iraníes en el estrecho de Ormuz», según la agencia de noticias Reuters.

En este sentido, ha recalcado que acudirá «en breve» a un encuentro del comité de seguridad nacional «para ver qué se sabe y que se puede hacer para liberar rápidamente los dos buques, uno de bandera británica y otro de bandera liberiana».

«Estas incautaciones son inaceptables. Es esencial que la libertad de navegación sea mantenida y que todos los barcos pueden moverse con libertad y seguridad en la región», ha sostenido Hunt.

«Responderemos de una manera que sea considerada pero firme, y tenemos muy claro que si esta situación no se resuelve rápidamente, habrá graves consecuencias», ha añadido Hunt que además ha insistido en que Reino Unido «no está viendo opciones militares», sino que está buscando «una manera diplomática de resolver esta situación».

Sin embargo, fuentes militares iraníes citadas por la agencia de noticias han negado que el ‘Mesdar’, un barco de bandera liberiana operado por Reino Unido, haya sido interceptado en la zona

Así, han recalcado que «se ha permitido que continúe su curso tras ser advertido sobre problemas de seguridad y las regulaciones medioambientales», tal y como ha recogido la agencia iraní de noticias Tasnim.

TENSIÓN BILATERAL

El pasado 4 de julio, un destacamento de los Marines británicos apresó el superpetrolero ‘Grace 1’, contratado por Irán, cuando navegaba cerca de Gibraltar ante la sospecha de que trasladaba un cargamento de crudo con destino a una refinería de Siria, lo que supondría un incumplimiento de las sanciones impuestas por la Unión Europea contra el Gobierno que preside Bashar al Assad.

Desde entonces, el ‘Grace 1’ permanece bajo custodia de las autoridades británicas en Gibraltar. La República Islámica ha pedido insistentemente a Reino Unido la liberación del superpetrolero y ha advertido de que adoptará represalias contra los británicos y los estadounidenses por esta acción.

Estos incidentes se enmarcan en la escalada de tensión en el Golfo con motivo del primer aniversario de la retirada de Estados Unidos del acuerdo nuclear. Irán ha comenzado a incumplir gradualmente los compromisos adquiridos en este tratado internacional, volviendo al enriquecimiento de uranio, aunque lejos de los niveles necesarios para fabricar un arma atómica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.