El Plan de lucha contra la precariedad laboral incorporará el control del registro de jornada a unas 700 empresas


El Plan de lucha contra la precariedad en el trabajo de 2019 de Baleares verificará, por primera vez, el cumplimiento del control del registro de jornada a unas 700 empresas, después de que el Gobierno aprobara un Real-Decreto ley para obligar a las empresas a registrar diariamente el horario de sus trabajadores.

Así lo ha presentado el conseller de Modelo Económico, Turismo y Trabajo, Iago Negueruela, en rueda de prensa este lunes y ha añadido que la finalidad es «empezar a requerir» a las empresas el cumplimiento del Decreto, «no sancionarlas». En este sentido, la presidenta del Govern, Francina Armengol, ha defendido que lo llevarán a cabo «desde el punto de vista de la incentivación y no la penalización».

En este sentido, Negueruela ha explicado que la elección de las 700 revisiones no dependerá de sectores, sino de «perfiles de fraude» de las empresas, y ha argumentado que se tendrán en cuenta, mediante bases de datos, por ejemplo la cantidad de contratos temporales y a tiempo parcial que tengan. «El objetivo es evitar las jornadas de trabajo sin descansos y sin control sobre las horas extraordinarias», ha sostenido.

1.300 ACTUACIONES

Por quinto año consecutivo el Govern y la Inspección de Trabajo han planificado un dispositivo especial que incide en la «calidad de la ocupación» y que incluye un total de 1.300 actuaciones en las Islas durante los meses de julio y agosto.

El dispositivo especial del Plan contra la precariedad cuenta con un refuerzo extraordinario de 32 inspectores y subinspectores de otras Comunidades, multisectorial y territorializado para Baleares.

Más concretamente, en Mallorca habrá 16 inspectores, con más de 650 actuaciones; en Menorca, seis inspectores con 240 actuaciones; en Ibiza ocho inspectores, con 320 actuaciones; y Formentera, con dos y 80 actuaciones.

Por lo que respecta en fomentar la calidad, Negueruela ha abogado por que sea un «elemento distintivo» de las Islas, «reforzando el modelo económico y garantizando una redistribución más equitativa de la riqueza».

En este sentido, ha explicado que es «clave» combatir contra la precariedad en diferentes ámbitos como, por ejemplo, «transformar en indefinidos aquellos contratos temporales que no tienen causa real, convertir los falsos ‘tiempos parciales’ en contratos a tiempo completo y asegurar cotizaciones reales, entre otros».

UN TOTAL DE 24.000 TRABAJADORES MEJORAN SUS CONDICIONES EN 4 AÑOS

Negueruela ha explicado que, en cuatro años, un total de 24.000 trabajadores en las Islas «han mejorado sus condiciones laborales» gracias a los efectos «directos y disuasivos» del Plan de lucha.

Más concretamente, en el 2018 se beneficiaron del Plan un total de 7.710 trabajadores, de los cuales 7.250 fueron transformaciones a contratación indefinida, 400 ampliaciones de jornada y un centenar de faltas de alta.

BALEARES, CON MÁS PUESTOS DE TRABAJO INDEFINIDOS ANTES DE LA CRISIS

Por otro lado, Negueruela ha realzado que Baleares es la única Comunidad que «ya tiene más puestos de trabajo indefinidos que antes de la crisis, un 15 por ciento más que en el 2018». «Además, los nuevos puestos de trabajo creados ya son indefinidos», ha añadido.

Más concretamente, de 2015 hasta ahora se han bajado dos puntos porcentuales –de 36,9 puntos a 34,9 puntos–, mientras que en el Estado ha aumentado ligeramente, un 0,4. Sin embargo, la tasa de temporalidad «continúa siendo demasiado elevada», casi dos puntos por encima de la tasa media nacional y «muy por encima» de la media europea.

Por otro lado, también se ha reducido en los últimos cuatro años 3,6 puntos porcentuales la tasa de parcialidad, que se sitúa en el 15,9 por ciento, mientras que a nivel nacional casi se mantiene estable –24,1 por ciento–.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.