La Policía Nacional ha detenido desde el pasado 1 de junio, fecha a partir de la cual mantiene desplegados distintos operativos de control y vigilancia en la Playa de Palma con motivo del inicio de la temporada estival, a un total de 145 personas por supuestos delitos, entre otros, de tentativa de homicidio, violencia de género y lesiones.

Del mismo modo, a través de estas actuaciones, numerosas de las cuales han sido llevadas a cabo en colaboración con la Policía Local de Palma, han sido identificadas unas 600 personas y han sido levantadas más de 70 actas de intervención de drogas y armas.

En relación con los arrestos, estos se han practicado como consecuencia de la presunta comisión de los siguientes delitos: uno por tentativa de homicidio, diez por malos tratos y violencia de género, catorce por lesiones o amenazas, dos por delitos contra la libertad sexual, nueve por robos con violencia e intimidación, 16 por tráfico de drogas, siete por robo con fuerza, 47 por hurtos, trece por daños y otros contra el patrimonio, quince por reclamaciones judiciales nacionales e internacionales, cuatro contra la seguridad del tráfico y siete por Infracción a la Ley de Extranjería.

Respecto al origen de los detenidos, 40 son de nacionalidad española, 25 de Alemania, otros 25 de Senegal, 18 de Rumanía, nueve de Nigeria, siete de Argelia, dos de Bulgaria, dos de Argentina, dos de Polonia, dos de Lituania, dos de Bélgica, dos de Guinea y el resto son un francés, un holandés, un austriaco, congoleño, un cubano, un ghanés, un gambiano, un venezolano y un marroquí.

Las actuaciones policiales se han llevado a cabo de manera continuada y especialmente en fines de semana y de noche.

Según explica la Policía Nacional, se han realizado operativos contra los robos con violencia así como contra los hurtos especialmente en la playa por la noche, puesto que se trata de delitos que se cometen con mucha frecuencia aprovechando la nocturnidad, el estado etílico de las víctimas, las relaciones sexuales de algunas parejas y los baños nocturnos.

Otros operativos destacados son los realizados contra el pequeño tráfico de sustancias estupefacientes. Igualmente, contra las peleas o grupos violentos de turistas que se suceden en determinadas zonas y locales de Playa de Palma.

Los delitos que más se cometen son los genéricos contra el patrimonio, especialmente el hurto. La Policía llama la atención sobre los detenidos por tráfico de drogas, muchos de ellos reconvertidos de vendedores ambulantes a pequeños traficantes de estupefacientes.

Destacan, asimismo, los delitos de robo con violencia cometidos por mujeres, que actúan en grupo y bajo el disfraz de la prostitución.

La Policía hace hincapié en la actuación dirigida a evitar las disputas territoriales por el control de determinas zonas donde se practica la venta ambulante, por el que se ha procedido contra varias personas como investigados no detenidos.

Las zonas más proclives a la comisión de delitos son las llamadas primera y segunda línea de playa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.