Foto: Reuters


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha reiterado este martes que las autoridades de Inmigración comenzarán a detener a los migrantes ilegales la próxima semana, pero no ha ofrecido más detalles.

«Comenzarán la próxima semana y la gente que está viniendo a nuestro país y vienen de manera ilegal, tienen que salir», ha indicado Trump en la Casa Blanca antes de un viaje a Florida, donde lanzará formalmente su segunda campaña electoral.

El presidente también ha elogiado a México por las acciones que está tomando para detener el flujo migratorio a Estados Unidos.

El mandatario estadounidense anunció este lunes que el servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, según sus siglas en inglés) comenzará la próxima semana a deportar a millones de migrantes que se encuentran en Estados Unidos de forma ilegal.

Se estima que en Estados Unidos hay un total de 12 millones de inmigrantes indocumentados, que llegan principalmente de México y Centroamérica.

El ICE informó en marzo que las detenciones de inmigrantes en Estados Unidos disminuyeron en el primer trimestre del año fiscal de 2019, que comenzó en octubre de 2018. Además, el ICE ha señalado este martes que continuará llevando a cabo «operaciones rutinarias de cumplimiento dirigidas».

Cualquier aumento de las detenciones por parte del ICE requerirá un espacio adicional de detenciones para los arrestados y procesados antes de la deportación. A partir del 8 de junio, el ICE contaba con alrededor de 53.141 personas en los centros de detención para adultos, una cifra muy por encima de los niveles financiados por el Congreso.

Sin embargo, los centros dedicados a detención familiar del ICE actualmente operan por debajo de su capacidad, con 1.662 detenidos hasta el 17 de junio.

Por su parte, la presidenta de la Cámara de Representantes y máxima dirigente del Partido Demócrata en el Congreso, Nancy Pelosi, ha señalado que «la nueva amenaza del presidente» sobre la deportación masiva es un acto de «intolerancia». Además ha destacado que tiene el objetivo de «meter miedo en nuestras comunidades».

«Este plan reaviva el horror de la política de separación familiar del presidente, infligiendo su inhumanidad a innumerables familias trabajadores en todo Estados Unidos», ha afirmado Pelosi en un comunicado.

Pelosi ha recalcado que Trump «debe alejarse de estas políticas crueles, ineficaces y discriminatorias» y ha subrayado que tiene que «trabajar con los demócratas para apoyar una reforma de inmigración inteligente y efectiva».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.