La Manada
EP

Los cinco miembros de La Manada detenidos el pasado viernes tras el fallo del Tribunal Supremo se encuentran desde entonces en el módulo de ingresos de la prisión Sevilla I, a la espera de los informes preceptivos para que se les asigne módulo, según han informado  fuentes penitenciarias.

José Ángel Prenda, Jesús Escudero, Ángel Boza, Alfonso Jesús Cabezuelo y Antonio Manuel Guerrero cuentan cada uno de ellos con un preso de apoyo en estos primeros días para evitar conflictos dentro de la prisión. Se trata de un recurso penitenciario preventivo de uso habitual en casos mediáticos.

El equipo multidisciplinar compuesto por expertos como un psicólogo, un médico y un educador social se encontraba este lunes en la prisión entrevistando a cada uno de los integrantes del grupo de sevillanos condenados por el Supremo a 15 años de prisión por la violación grupal a una joven en las fiestas de los sanfermines de 2016.

Instituciones Penitenciarias tiene un plazo de dos meses para la clasificación de grado de los internos. En la decisión se tiene en cuenta el informe que emita el equipo de técnicos de la cárcel, pero será con la clasificación de grado de la Junta de Tratamiento cuando se fijará de forma definitiva el módulo y la prisión, así como el tratamiento individualizado.

Las citadas fuentes han añadido que tanto Alfonso Jesús Cabezuelo como Antonio Manuel Guerrero podrían ingresar de forma definitiva en un módulo especial para miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado, como medida complementaria para garantizar su seguridad. El primero de ellos es militar y ya ha sido expulsado de las Fuerzas Armadas, mientras que el segundo perderá su condición de guardia civil –actualmente está suspendido de funciones– una vez que se notifique la sentencia del Supremo.

El Tribunal Supremo revocó el viernes la sentencia de La Manada y elevó las condenas para los cinco acusados a 15 años de prisión por un delito continuado de violación con las agravantes específicas de trato vejatorio y actuación conjunta de dos o más personas. Tras el fallo, se emitió una orden de arresto e ingreso en prisión que materializó la Policía Nacional.

A uno de los miembros de La Manada, el guardia civil Antonio Manuel Guerrero, el tribunal le condenó a dos años más de cárcel, un total de 17, como responsable del delito de robo con intimidación del teléfono móvil de la joven madrileña. Asimismo, la Sala incrementó el importe de la responsabilidad civil a la que tiene derecho la víctima a la cantidad de 100.000 euros.

Fuentes jurídicas consultadas por Europa Press han informado de que el TSJ de Navarra no tiene previsto solicitar el traslado de los cinco miembros de La Manada para notificarles en persona la sentencia una vez que la redacte el Supremo.

No obstante, subrayan que tienen que esperar a lo que refleje el fallo sobre el delito contra la intimidad, ya que sobre esta cuestión no entró el tribunal navarro. En el caso de que se tenga que volver a juzgar este delito en concreto, lo previsible es que se haga cargo la Sección Segunda, según las citadas fuentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.