Sergi Torrandell
Sergi Torrandell (Ayuntamiento de Llucmajor )


“Hermetismo total”. Es, según denuncian varios policías locales de Llucmajor, la actitud que el jefe del cuerpo en el municipio mallorquín, Sergi Torrandell, reclama a sus subordinados en relación con las condiciones y el exceso de trabajo que padecen y, principalmente, respecto a la falta de patrullas y unidades a la hora de cubrir la totalidad de los servicios de la localidad.

De hecho, el responsable de la Policía Local ha emitido una instrucción de servicio (la IS47-2018), a cuyo contenido ha tenido acceso Crónica Balear, en la que ofrece las siguientes instrucciones a los agentes: “si tenemos unidades disponibles, indicar que comisionamos una unidad” o “en el menor tiempo posible comisionaremos una unidad”, e incluso les insta a que, si los ciudadanos preguntan por el tiempo de respuesta, respondan que están atendiendo un servicio prioritario y que “tan pronto como acaben serán comisionados”.

“Nos invita a no decir que no tenemos unidades, hay que mentir diciendo que estamos en un servicio prioritario o que acudiremos cuando podamos”, lamentan los efectivos.

Con ello, recriminan, Torrandell busca minimizar la situación: “la plantilla esta desmotivada, indignada y cansada de los recortes [del jefe del cuerpo]”, quien, según aseveran, “no es policía sino un gestor económico y quienes le pagan son los ciudadanos”. Todo ello, añaden, por un servicio “de pena”. No en vano, afirman que ayer quedaron pendientes cinco llamadas sin cubrir mientras que otras fueron atendidas entre una hora y media y tres horas más tarde; hay dos policías expedientados “por publicar quejas contra el servicio”, y los sindicatos han solicitado una reunión urgente al nuevo alcalde “para ponerle al día” sobre las circunstancias en las que se halla el cuerpo.

Mientras tanto, otra de las instrucciones de servicio emitidas, la 46/2019, ha sido efectuada como consecuencia de las horas llevadas a cabo los agentes de paisano, dos de ellas de prolongación que realizaron y no cobraron a pesar de haber culminado con éxito una operación contra los responsables de la ruptura de retrovisores en el municipio, para “al final amenazar con que al que haga prolongar a los policías le será abierto un expediente administrativo (disciplinario)”.

En cuanto al acompañamiento de servicios sanitarios, la IS49-2019, también emitida por Torrandell, indicaba que, ante la escasez de agentes, “si el 061 nos requería para un ingreso involuntario o un paciente agresivo el municipio quedaba sin policía al acompañar a los sanitarios”, motivo por el que propuso como solución instar a los equipos de emergencia afectados a que llamasen a la Guardia Civil para efectuar los traslados.

En otra de las instrucciones de servicio, la IS59-2019, admite asimismo que “no ha negociado con los sindicatos y que todo lo que sale tachado en la IS es ilegal”. “Son modificaciones de turno que está obligado a negociar”, aseveran los agentes, según los cuales los sindicatos le dijeron que “o lo negociaba o le denunciaban”.

Finalmente, la IS65-2018, relativa al servicio del grúa, explica que con motivo de la modificación de las condiciones laborales del mismo, a partir del pasado 7 de enero no habría servicio permanente en el turno de noche sino una rueda de localización entre los ocho operarios activos del dispositivo entre las 22.00 y las 6.00 horas, siempre con un operario localizable. “Están localizables, tienen un teléfono y disponen de media hora para llegar a Llucmajor, acudir al cuartel, coger la grúa e ir al servicio”, recalcan los agentes, que apuntan que, en el caso de S’Arenal, donde se produce la mayoría de servicios, supone que “para un vado la grúa tardará entre una hora y una hora y media en retirar el coche, todo por el ahorro”.

Los efectivos aluden asimismo a la situación que prevén para la noche de Sant Joan, para la que hay previstos ocho policías extra hasta las 3.00 horas: “va a ser un caos, a partir de esa hora estarán los estudiantes más los locales en la playa; quedaremos cuatro policías de servicio para la Fiesta cubriendo todo el término. Es una locura”.

Precisamente, el sindicato policial SPPME de Llucmajor ha expresado este jueves el malestar existente en la plantilla del cuerpo debido al exceso de trabajo y a las condiciones en que éste se lleva a cabo, al aseverar que el número de efectivos policiales “es totalmente insuficiente”. Se trata de una situación, denuncia, que se repite “año tras año con la llegada masiva de estudiantes, que junto con los turistas y residentes triplican el número de actuaciones por parte de la Policía”.

Por este motivo, desde la entidad sindical han solicitado en numerosas ocasiones un cambio en el sistema de servicios extraordinarios, ya que actualmente la lista de voluntarios debido al sistema implantado “es mínima”. El SPPME ha reclamado asimismo una reunión con el nuevo alcalde para informarle de la situación y requerir una solución urgente.

5 Comentarios

  1. Que no cuenten milongas, que bien se reunen en el Tropical toda la plantilla en vez de patrullar y hacer cumplir las ordenanzas, no vale con pasearse, que trabajen y apliquen la ordenanza y se dejen de quejas y pedir dinero que es lo unico que hacen.

    • Vecino que te pasa solo tienes derecho a tomar café tu? en España falta educación tanto cívica como sanitaria. Y a ti no te sobra ninguna de las dos. Aquí sólo sabemos todos los derechos, pero los deberes nos los pasamos por el forro.

  2. Alguien me puede decir cuantos policías hay en nómina? Sin descontar los que están de baja,permisos,….es una simple curiosidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.