Dos jóvenes de unos veinte años han resultado heridos críticos al caer, con el coche en el que viajaban, al lecho del torrente de Vinagrella, en la carretera Muro-Inca, la MA3500, a la altura del kilómetro 7. Ha sido aproximadamente a un kilómetro de Muro.

El accidente ha tenido lugar sobre las siete de la mañana. En el vehículo iban tres jóvenes, los tres de edades similares,que regresaban de una noche de fiesta a sus casas. El coche circulaba en dirección Inca cuando, en una curva a la izquierda, el conductor ha perdido el control y ha invadido el carril izquierdo en sentido contrario. El coche ha reventado el guardarrail y ha caído en el torrente de Vinagrella, a unos cuatro o cinco metros de profundidad.

La suerte ha querido que no circulara nadie en sentido contrario, con lo que no se ha visto implicado ningún otro vehículo. Uno de los jóvenes estaba durmiendo en el asiento trasero y se ha despertado con el impacto del accidente. Ha podido salir del vehículo por su propio pie.

El conductor y el copiloto han quedado atrapados dentro del coche, inconscientes. Se ha dado aviso a los equipos de emergencias. Los Bomberos de Mallorca estaban muy cerca del lugar de los hechos, ya que atendían otro accidente que ha tenido lugar también en Muro, pero en la carretera que va a Santa Margarita. Una parte de la dotación se ha desplazado hacia el torrente, así como patrullas de la Guardia Civil de Tráfico y la Policía de Muro.

Los jóvenes seguían inconscientes así que, para liberarlos, los bomberos han tenido  que cortar el techo del vehículo. Luego los han subido desde el torrente hasta la carretera, donde una ambulancia los ha atendido y se los ha llevado, en estado crítico, al hospital de Son Espases.

La carretera ha estado cortada durante una hora porque los equipos de emergencias tenían que llevar a cabo en ella su trabajo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.