Los nuevos sistemas de seguridad que incorporarán los vehículos evitarán 25.000 muertes y 140.700 heridos graves en 15 años, según el estudio TRL presentado por el director ejecutivo del Consejo de Seguridad del Transporte Europeo (ETSC), Antonio Avenoso.

Con la regulación GRS (General Safery Regulation), que se espera que sea publicada a finales de 2019, se irán haciendo obligatorios los nuevos sistemas de seguridad en los coches con la implantación de tres fases en un periodo de seis años.

De acuerdo con el presidente del Comité Internacional de Inspección Técnica de Vehículos (CITA), Gerhard Müller, es necesario disponer de una «inspección técnica apropiada para garantizar el funcionamiento correcto de los nuevos sistemas de seguridad». Además, Müller destacó como prioridad contar con marco legal para la realización de una inspección técnica independiente, además de una clara definición de la gestión y acceso a los datos de los nuevos sistemas.

En este sentido, el director gerente de AECA-ITV, Guillermo Magaz, valoró muy positivamente la respuesta de Europa a una ITV independiente y la obligatoriedad de los fabricantes a facilitar todos los datos para que la inspección sea real. «Europa quiere que
tengamos acceso a todos los datos. Y eso exige la colaboración de todas las partes, desde los primeros bocetos de diseño de un vehículo hasta el final de su vida útil. Sólo así llegaremos al objetivo de cero víctimas para 2050».

El responsable de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (CEPE), Walter Nissler, y la responsable de Seguridad Vial de la Comisión Europea, Fotini Ioannidau, coincidieron en el encuentro en que, para llegar al objetivo de cero victimas mortales para 2050, es necesaria la implementación de sistemas de seguridad avanzados, pero también la forma de verificarlos durante la vida útil del vehículo.

TRES FASES PENDIENTES DE PUBLICACIÓN

Las tres fases en las que se dividirá la implementación del reglamento GRS comenzará en mayo de 2022 con nuevos tipos o mayo de 2024 con nuevas matrículas, donde se incluirá el limitador de velocidad, alcoholímetro inmovilizador del vehículo, aviso de atención y sueño, sistema de mantenimiento en carril, visión trasera, señal de parada de emergencia y protección trasera y lateral.

La segunda y tercera fase, previstas desde mayo de 2024 a noviembre de 2028, incluirán AEBS con VRU, zona de impacto frontal ampliada, sistema avanzado de distracción del conductor y, para camiones y autobuses, visión directa con eliminación de ángulos muertos y registrador de datos para esclarecer los accidentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.