PABLO CASADO , DOLORS MONTSERRAT , ISABEL DÍAZ AYUSO, PÍO GARCÍA-ESCUDERO
EP


El PP ha sacado este domingo uno de sus peores resultados de la serie histórica tanto de las elecciones municipales como europeas, aunque mejora en relación con las generales del 28-A, se distancia de Ciudadanos (Cs) y puede gobernar tanto en el Ayuntamiento como en la Comunidad de Madrid si pacta con los otros dos partidos del centro-derecha.

Si se toma el dato global de las municipales y las europeas, el partido de Pablo Casado recupera apoyo en el conjunto de España en comparación con las elecciones generales celebradas el 28 de abril. También espanta la posibilidad del ‘sorpasso’ de Ciudadanos, después de que hace un mes el partido naranja superara a los ‘populares’ en Madrid, Aragón, Andalucía, Cataluña y Baleares.

Con el 99,12% escrutado, el PP consigue en las elecciones municipales el 22,24% y 5.024.439. Es decir, pierde 992.557 votos en comparación con 2015. Hace cuatro años, el PP retrocedió a niveles de 1991 y perdió 2,4 millones de apoyos.

El pasado 28 de abril, el partido de Pablo Casado obtuvo su peor dato en unas generales con el 16,70% del porcentaje de voto. Le respaldaron 4,3 millones de españoles y se quedó a 11,98 puntos de los socialistas. Ahora mejora ese resultado al superar los cinco millones de votos en las municipales.

Si se toma el dato de las elecciones europeas, con el 99,57% escrutado, el PP también obtiene uno de los peores resultados de la serie histórica con el 20,13% –habría que remontarse a 1989–, a 12,71 puntos del PSOE, aunque en el cómputo total obtiene ahora 4.495.462 de votos, frente a los 4.085.739 de 2014.

La formación de Pablo Casado pierde en todas las autonomías, pero salva y puede incrementar su poder autonómico tras del batacazo de las elecciones generales. Además de la Comunidad de Madrid, está en disposición de mantener Castilla y León y la Región de Murcia, además de arrebatar Aragón, y tiene opciones de entrar en el gobierno de Canarias. Por contra, pierde La Rioja.

En Navarra ha ganado Navarra Suma, pero la llave del Ejecutivo está en el PSN. Además de en la capital, el PP está en disposición de seguir gobernando en varias de las ciudades más pobladas como Málaga, Murcia, Santander y tienes opciones en Zaragoza.

EVOLUCIÓN DEL VOTO DEL PP EN MUNICIPALES

Hace cuatro años, el PP perdió casi 30 mayoría absolutas en capitales de provincia, entre ellas Madrid y Valencia, aunque resistió con pactos en ciudades como Málaga, Murcia y Badajoz.

El mejor resultado cosechado por el PP en unas municipales se produjo en los comicios de 2011, que los ‘populares’ ganaron con 8,5 millones de votos, sacándole diez puntos de diferencia al PSOE. Victoria que revalidaron meses después en las generales de noviembre, arrebatándole el Gobierno al PSOE de José Luis Rodríguez Zapatero, profundamente tocado por la crisis económica.

Para encontrar la primera gran victoria del PP en unas municipales y autonómicas hay que remontarse al año 1995, cuando el partido refundado por José María Aznar recabó 7,8 millones de apoyos, terminando con la hegemonía de la que disfrutaba el PSOE desde 1983. También en aquella ocasión las municipales anticiparon la posterior victoria ‘popular’ en las generales de 1996.

La siguiente cita con las municipales en el año 1999 las volvió a ganar el PP con 7,3 millones de apoyos, pero en esta ocasión los socialistas recortaron distancias. Si en 1995 los ‘populares’ sacaban al PSOE un millón de votos de ventaja, cuatro años después les separaban apenas 37.000 sufragios.

Esta situación de empate técnico se repetirá en los siguientes comicios municipales, los de 2003. El PP logra ese año 7,87 millones de votos, pero es superado por el PSOE, que gana los comicios por 123.000 sufragios de diferencia aunque los ‘populares’ consiguen más concejales.

Cuatro años después, en 2007, se invierte el dato: los ‘populares’ mejoran ligeramente su marca histórica, recogen 7,92 millones de apoyos y desbancan a los socialistas como primera fuerza, aunque estos obtienen en el total de España más concejales.

La cita con las urnas para renovar los ayuntamientos de toda España en 2011 confirmó el ascenso que venía experimentando el PP desde 2003. El PP batió entonces un nuevo récord de votos: 8,5 millones de sufragios, el mejor resultado de toda su historia.

POR DEBAJO DE LOS CINCO MILLONES DE VOTOS

El peor resultado cosechado por los ‘populares’ desde la refundación del partido en 1989 –cuando Alianza Popular se convirtió en el Partido Popular– corresponde al año 1991. En aquellas municipales consiguieron 4,8 millones de votos, a 13 puntos de distancia de los socialistas. Pero se anotaron importantes triunfos en grandes ciudades: ganaron por vez primera el Ayuntamiento de Madrid con mayoría absoluta, y se hicieron con la alcaldía de otras capitales de provincia como Valencia, Palma de Mallorca y Oviedo.

La formación que presidía desde hacía un año un joven José María Aznar sumó en aquellos comicios 800.000 nuevos sufragios con respecto al resultado que la AP de Manuel Fraga obtuvo en la anterior convocatoria de 1987. Eso sí, se trataba de un resultado (el de 1991) similar al que AP consiguió en las municipales de 1983 en coalición con el Partido Demócrata Popular y la Unión Liberal, que se hicieron con 4,6 millones de votos.

En las primeras elecciones municipales de la democracia, las de 1979, Alianza Popular concurrió dentro de la Coalición Democrática, que quedó como sexta fuerza más votada con 489.581 sufragios, muy lejos de los cinco millones de votos logrados por la Unión de Centro Democrático y los 4,6 millones de apoyos para el PSOE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.