El conseller de Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons, ha informado este miércoles de que el Govern ha adjudicado 8,7 millones de euros en ayudas para la instalación de puntos de recarga de vehículos eléctricos a 561 nuevos puntos que, junto a los 361 actuales, sumarán 922 puntos de recarga habilitados antes de que acabe el año 2020.

Así ha informado Pons en una rueda de prensa en la que ha insistido en que la convocatoria estaba abierta tanto al sector privado como a sector público y, en concreto, ha señalado que de los 561 nuevos puntos de recarga, 371 corresponden a empresas privadas y 190 a ayuntamientos y consells. “En Baleares estaremos preparados cuando se produzca el despliegue de vehículos eléctricos ya que tendremos habilitada la infraestructura para garantizar el suministro”, ha señalado Pons.

Las ayudas se destinan a financiar el 40 por ciento del coste total de la instalación de puntos de carga de vehículos eléctricos, por lo que el 60 por ciento restante corre a cargo del particular y una inversión directa de 22 millones de euros repartidas entre ambas partes entre los años 2019 y 2020. “Es un cambio a favor de la transición energética y una estrategia de lucha clara contra el cambio climático para rediseñar por completo el sistema energético de Baleares”, ha indicado Pons.

REPARTO TERRITORIAL

Respecto a la tipología de puntos de carga, 200 lo serán de carga rápida (cargarán la batería de los vehículos en 15 minutos) y 261 serán de carga semi-rápida (entre dos y tres horas de carga), para vehículo cuya autonomía es de unos 300 kilómetros. Por Islas, 440 de los nuevos puntos de recarga estarán en Mallorca, 54 en Menorca, 55 en Ibiza y 12 en Formentera.

Además, los 190 nuevos puntos de carga adjudicados a consells o ayuntamientos contarán también con la instalación de placas fotovoltaicas para que la electricidad generada sea renovable. En el caso de las empresas privadas beneficiarias de la ayuda (entre las que destacan supermercados, apartamentos, grandes superficies, gasolineras y sector hotelero, según ha indicado el conseller), la generación de la energía ha sido un criterio y no un requisito para otorgar las ayudas.

“Es un trabajo para cerrar el círculo, contemplamos el cierre de la central térmica de Es Murterà y hemos fijado la instalación de parques fotovoltaicos, todas las acciones fluyen en una misma dirección y al final el objetivo es que toda la recarga eléctrica, sea en puntos privados o públicos, provenga de energías renovables”, ha apuntado Pons.

GRATUIDAD DE PUNTOS PÚBLICOS

Asimismo, el conseller ha indicado que el precio en puntos de recarga privados rondará los “4 o 5 euros” para cargar la batería de los vehículos mientras que, de momento, los puntos de recarga de entidades públicas serán gratuitos.

“No lo serán de manera eterna sino que existe un periodo de gratuidad de tres años porque lo que se persigue es estimular la implantación del vehículo eléctrico. Los puntos de carga de Consells y Ayuntamientos son gratuitos aunque serán los propios consistorios los que decidan si se convertirán en puntos de pago”, ha aclarado.

Las cifras, según ha reiterado el conseller en referencia a la mayoría de puntos de recarga pertenecientes a empresas privadas que se han beneficiado de las ayudas, ponen de manifiesto la “predisposición” del sector privado al estar “ante una oportunidad de negocio” en la que “vale la pena apostar”.

En este sentido, Pons se ha referido a la democratización del uso del coche eléctrico y se ha remitido a las previsiones manejadas por los fabricantes de este tipo de vehículos. “En unos tres años, en 2021 o 2022, los precios para comprar un coche eléctrico serán los mismos que el de un coche de gasolina”, ha indicado.

‘APP’ CON LOS PUNTOS DE CARGA

Según ha explicado Pons, los puntos de recarga deberán estas disponibles las 24 horas del día y habilitar formas de pago a través de una aplicación, de tarjeta de crédito o de la tarjeta intermodal.

Por su parte, el director general de Cambio Climático, Ferran Rosa, ha señalado que la semana que viene estará disponible una aplicación para informar sobre la situación geográfica de los distintos puntos de carga así como del estado -ocupado o libre- en una primera fase experimental en la que aparecen todos los puntos de la red del Plan de Movilidad Eléctrica de las Baleares (Red Melib).

Según han señalado fuentes de la Conselleria, de los 8,7 millones de euros destinados a las ayudas para financiar la instalación de puntos de carga de vehículos eléctricos, la mayoría –8,4 millones– proceden del Impuesto de Turismo Sostenible (ITS).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.