El Sindicato de Trabajadores de Autoescuelas (ATAAC) ha pedido a los partido políticos que se comprometan a incluir la Seguridad Vial en los colegios, porque los alumnos llegan a los centros de formación “sin ningún tipo de aprendizaje previo”.

Así lo pone de manifiesto el documento presentado por el sindicato en el Congreso, con el objetivo de conseguir que salga en algún programa electoral la Seguridad Vial y conseguir “algún compromiso político”, según ha informado ATAAC.

El manifiesto critica la “falta de implicación” de los políticos en materia de Seguridad Vial, con el objetivo prioritario de reducir la accidentalidad y las consecuentes víctimas de tráfico a través de una educación y formación vial “de calidad”.

“En estos momentos nos encontramos con una nula o escasa educación vial en los colegios, con aportaciones puntuales pero sin incidir en una formación reglada y adecuada para niños y adolescentes, actuales usuarios de las vías públicas y futuros conductores”, ha señalado el sindicato.

Por ello, según ATAAC, los alumnos llegan a los centros de formación con la idea preconcebida de que sólo van a obtener un permiso, aprendiendo lo justo para ese fin, “sin ser conscientes de que entran en una nueva etapa en la que además de conducir un vehículo, deben asumir riesgos desconocidos hasta ese momento, relacionados con la movilidad lúdica y laboral, haciéndose responsables de su vida y de la de los demás”.

Para el sindicato, las autoescuelas, “infravaloradas y sin el soporte y control necesario”, no asumen su responsabilidad de formación “sucumbiendo a los caprichos de sus clientes con la falacia de dar un buen servicio, agravando esta falsa creencia con ofertas de formación ‘low cost'”.

Para resolver el problema, ATAAC propone incluir la educación vial en las escuelas como parte del curriculum educacional, donde se implanten los valores necesarios desde la infancia que fomenten la convivencia saludable y respetuosa entre conductores, incluyendo bicicletas, patinetes eléctricos y peatones; o que el Ministerio de Educación reconozca el título de Formador Vial.

Además, pide situar la DGT en un plano “de mayor relevancia” dotándola de recursos y herramientas “adecuadas y suficientes” para centrarse en modificar y mejorar los reglamentos; la mejora del sistema de presentación de expedientes y exámenes; y desarrollar los controles adecuados a los centros de formación, así como potenciar el sistema público de exámenes para evitar la comercialización de la seguridad de los ciudadanos.

“La seguridad vial no distingue colores, es el momento de aunar fuerzas y de que todos los partidos políticos y el futuro gobierno arrimen el hombro y apuesten por una formación de calidad y una disminución de la accidentalidad, a través de la educación vial desde temprana edad hasta la obtención del permiso y después manteniendo las aptitudes y actitudes con un reciclaje continuo”, concluye el manifiesto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.