Lydia Lozano y Victor Sandoval


Anoche los concursantes de ‘Sálvame Okupa’ se enfrentaron a su gala, que se saldó con dos expulsiones y una repesca, además de una esperada noticia y tres tartazos que provocaron algunos de los enfados en la casa de Guadalix.

La primera expulsada fue María Lapiedra por decisión de la audiencia, separándose así de Gustavo González. Fueron los propios compañeros de concurso los que decidieron que los nominados fueron Carmen Borrego, Antonio Montero y María Lapiedra, echando el público finalmente a la actriz. “Vine sabiendo que me iría la primera, era obvio. Pero no pasa nada, es un juego. He ganado varios amigos, gente con la que antes me llevaba mal y ahora me voy a llevar bien, por eso me voy feliz. He conseguido más de lo que esperaba”, confesaba María al conocer la decisión, sin embargo ha abandonado la casa tras una fuerte discursión con su pareja, Gustavo. “Me hubiera gustado irme estando bien, pero ahora acabamos de discutir y me voy a su casa… es como raro, pero bueno”, comentaba Lapiedra al respecto.

Una noche de lo más intensa también para Chelo García Cortés, que recibía una de cal y otra de arena. Después de que fuese un auténtico secreto a voces por fin se confirmaba su participación en Supervivientes, sin embargo y después de la alegría Chelo se convertía en una nueva expulsada de Sálvame Okupa tras haberse comido el único bombón dulce de la prueba.

Quien también sufrió durante la gala fue Carmen Borrego, que junto a Gustavo y Montero fueron elegidos los más egoístas y aburridos de la casa. El castigo, recibir un tartazo del mítico payasín. Después de que la tarta restregase toda la cara de la hija de María Teresa Campos, esta no pudo evitar entrar llorando al confesionario amenazando con abandonar y tildando de “cruel” lo que le han hecho, pues asegura que tiene un parte médico de que esa zona la tiene mal y ha sido intervenida hace poco, dándole la tarta justo en la cicatriz de su operación de remodelación de papada. María y Valldeperas han intentado calmarla asegurando que era el público quien elegía y pidiendo un aplauso para ella. Sin embargo, Carmen no ha podido ocultar ni sus lágrimas ni su gran enfado.

También como sorpresa Rafa Mora ha vuelto a la casa repescado tras haberse sido el primer expulsado. El colaborador ha entrado en pie de guerra y dispuesto a dar caña a Gustavo González, el encargado de su expulsión.

Por otra parte, Anabel y Lydia continúan protagonizando los momentos más divertidos del reality, animándose incluso las dos a cantar flamenco y bailar por bulerías, consiguiendo que en redes sociales ya se las proclame como ganadoras por su buen rollo y sentido del humor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.