Los 18 productos con distintivo de calidad de Baleares facturaron el pasado año la cifra récord de 85.205.640 euros, lo que supone un 4,51 por ciento más que en el 2017, «que sigue la tendencia ascendiente desde 2010».

En un comunicado emitido por la Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, se ha informado de que las ventas del pasado año ya casi duplican las del año 2001, el primer año que se confeccionaron estas estadísticas.

En términos más concretos, el Vino de la Tierra Mallorca, con unas ventas de 19.145.110, es el producto más comercializado de entre los que disponen de distintivo geográfico en el archipiélago. Su facturación ha crecido un 8,24 por ciento respecto a 2017.

En cambio, el segundo producto en volumen de comercialización, la DO Mahón-Menorca, ha caído un 1,77 por ciento, con una facturación de 16.626.970 euros y, en tercer lugar, está la IGP Sobrasada de Mallorca, que crece un 17,86 por ciento, con una comercialización total por valor de 11.750.030 euros.

Con respecto a los productos que más crecen, la IGP Almendra de Mallorca ha incrementado la facturación en un 117,03 por ciento durante 2018 con un volumen de comercialización de 81.260 euros La DO Oliva de Mallorca ha crecido un 62,81 por ciento y ha facturado 211.280 euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.