Los niveles de desnutrición en el sur de Etiopía llegan a niveles alarmantes
MARKUS BOENING/MSF


Los niveles de desnutrición en el sur de Etiopía han alcanzado unos niveles «alarmantes» a causa, entre otras cosas, a la crisis de desplazamientos internos en esta zona del país africano, según ha alertado este miércoles la organización no gubernamental Médicos Sin Fronteras (MSF).

La ONG ha anunciado durante la jornada el lanzamiento de una intervención de emergencia en el área de Gedeo, en la Región de las Naciones, Nacionalidades y Pueblos del Sur (SNNPR), en el suroeste del país, y ha pedido a las organizaciones humanitarias que amplíen «urgentemente» su asistencia a los desplazados internos en la zona.

Así, ha expresado su preocupación por la situación de vulnerabilidad que padecen decenas de miles de desplazados internos, una situación que se ve impactada negativamente además por las malas condiciones de vida y la limitada disponibilidad de agua potable.

MSF ha detallado que tras realizar pruebas a finales de marzo a niños menores de cinco años en ocho asentamientos de desplazados internos en la woreda (entidad administrativa etíope equivalente a un distrito) de Gedeb, en Gedeo, se determinó que las tasas de desnutrición aguda severa y aguda global estaban «muy por encima del umbral de emergencia». La ONG comprobó además que el número de mujeres embarazadas desnutridas era elevado.

«Vimos una necesidad inmediata de ampliar la respuesta al tratamiento de niños con desnutrición, ya que los pocos centros médicos de la zona estaban completamente desbordados y no podían ofrecer la atención especializada necesaria que requieren niños con complicaciones», ha explicado Markus Boening, coordinador de MSF en Gedeo.

«Uno de los mayores problemas es que los niños desnutridos llegan demasiado tarde para recibir tratamiento, lo que demuestra que existen carencias en el componente de alcance comunitario en la respuesta humanitaria actual», ha agregado.

De esta forma, los equipos de la organización están prestando apoyo a las autoridades regionales, con especial hincapié en el ámbito de la nutrición, atendiendo hasta la fecha a más de 200 niños menores de cinco años por desnutrición aguda severa en dos centros de estabilización, además de a 55 pacientes pediátricos.

MSF ha recalcado que «en los próximos días se ampliará la respuesta y se trabajará en la mejora de las condiciones de agua y saneamiento en algunos de los campos de desplazados y en los asentamientos informales, incluido un mayor acceso a suministros de agua potable y letrinas», ante los miles casos de diarrea acuosa en las últimas semanas.

«Los campos y asentamientos están superpoblados y en condiciones extremadamente precarias. La población que vive en ellos está en riesgo de brotes epidémicos. Su salud es muy vulnerable tras haberse desplazado tantas veces», ha manifestado Boening.

DETERIORO DE LA SITUACIÓN DESDE DICIEMBRE

Las operaciones de MSF se desarrollan sólo tres meses después de poner fin a una de sus mayores intervenciones de emergencia en 2018 a raíz del desplazamiento de cientos de miles de personas a causa de la violencia étnica en la zona. A pesar de que los indicadores mejoraron en diciembre, la situación se ha deteriorado de forma drástica desde entonces.

«Algunos desplazados no regresaron y fueron integrados por la comunidad local. Sin embargo, los recursos de la comunidad se han agotado y permanecer allí impide a los desplazados acceder a ayuda humanitaria. Como resultado, muchos van ahora a los nuevos asentamientos que han surgido en busca de asistencia», ha señalado el coordinador general de MSF en Etiopía, Mohamed Morchid.

Por ello, los equipos de MSF están realizando análisis para identificar nuevas carencias en la provisión de servicios de nutrición y de atención médica, si bien ello no puede resolver por sí solos las necesidades de la población.

«Resulta crucial mantener los esfuerzos de movilización a nivel local, regional y federal, y aumentar la entrega de la ayuda para garantizar que las necesidades urgentes de la población en materia de atención médica, refugio, agua y saneamiento y alimentación estén cubiertas,» ha alertado Morchid.

«»También es importante que las personas puedan moverse con libertad y seguridad para acceder a la ayuda humanitaria, no solo en Gedeo sino también en otras regiones de Etiopía donde hay poblaciones desplazadas», ha remachado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.