La Unión Europea ha condenado enérgicamente la cadena de atentados ocurrida este domingo en Sri Lanka — que han dejado de momento 185 muertos y 499 heridos — y se ha declarado dispuesta a brindar a las autoridades del país todo el apoyo que necesiten.

Tras los primeros seis atentados se han registrado otras dos explosiones más, en un complejo residencial del este de la capital, Colombo, y en un zoo al sur de la ciudad, que ha dejado al menos dos fallecidos.

«Una serie de ataques coordinados han causado este domingo una devastación extrema y dejado entre sus víctimas a hombres, mujeres y niños en un día verdaderamente triste para el país y para el mundo», ha lamentado la máxima responsable diplomática de la UE, Federica Mogherini, en un comunicado.

«La Unión Europea ofrece sus más sinceras condolencias a las familias y amigos de los fallecidos y desea una pronta recuperación de los heridos», ha añadido Mogherini antes de lamentar particularmente que los atentados hayan tenido lugar en una fecha simbólica como es el Domingo de Pascua, «un día especial para los cristianos de todo el mundo».

«Es un momento para dar gracias, por el recuerdo, la celebración y la oración en paz. Tales actos de violencia en este día son actos de violencia contra todas las creencias y denominaciones, y contra todos aquellos que valoran la libertad de religión», ha manifestado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.