ebola
Reuters


La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido este lunes de que el ébola se está expandiendo por República Democrática del Congo más rápido que nunca. El brote se ha cobrado ya al menos 676 vidas y hay otras 406 personas infectadas, lejos aún de las cifras del brote de 2013-16, cuando murieron más de 11.000 personas.

En las dos últimas semanas se han batido todos los registros de nuevos infectados pese a los esfuerzos para contener esta epidemia, la segunda más importante jamás registrada.

Hace tres semanas la OMS informaba de que este nuevo brote estaba controlado en gran medida y de que podría estar erradicado para septiembre gracias a una reducción de nuevos casos hasta los 25 a la semana. Sin embargo, a la semana siguiente se registraron 57 casos y la semana pasada fueron 72 los nuevos casos, ha explicado un portavoz de la OMS, Christian Lindmeier.

Y lo que es más preocupante es que aproximadamente tres cuartas partes de las muertes por ébola de la semana pasada se produjeron fuera de los centros de tratamiento, según los datos del Ministerio de Sanidad congoleño, por lo que se multiplica el riesgo de transmisión. «La gente se está infectando por la falta de acceso a medidas de respuesta», ha afirmado Lindmeier en declaraciones a Reuters.

La situación se ha agravado por los ataques de milicias, con cinco de estos asaltos contra los centros de tratamiento del ébola en los dos últimos meses, lo que ha propiciado que Médicos Sin Fronteras haya decidido suspender sus operaciones en dos de las zonas más afectadas.

Además la población tiene recelos y según un estudio publicado en septiembre en ‘The Lancet’, una cuarta parte de las personas que se sometieron a pruebas en dos de los centros de tratamiento creen que el ébola no es real.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.