Kiko Rivera
GH DÚO


Parece que los días encerrado en la casa de GH Dúo le están pasando factura al hijo de Isabel Pantoja. Y es que además de que se le esté haciendo duro por no ver a sus hijos, familia y amigos, ahora tiene un nuevo problema: quiere tener una hora sin cámaras con su mujer dentro de la casa. A simple vista parece que esto no debería ser un problema, todo lo contrario, la clave está en que Irene Rosales se niega a tener una hora sin cámaras con su marido. Desde que empezó esta edición de GH Dúo, toda la audiencia es conocedora de que la pareja estableció unas normas para cuando estuvieran dentro de la casa. Y es que una de estas normas es que no tendrían sexo en el programa porque la nuera de la cantante quiere mantener la compostura dentro del reality.

Y es que a pesar de que estemos ya a escasos días de la final de GH Dúo, Kiko Rivera ha comentado esta semana que no puede aguantar más sin tener un acercamiento mayor al que tiene con su mujer. Irene Rosales se ha comportado de una manera muy pícara con él provocando situaciones en las que el primo de Anabel Pantoja se moría por estar a solas con ella.

Además, el matrimonio ya ha hablado de lo que harán cuando salgan de la casa de Gran Hermano. Irene Rosales le decía a su marido que la primera noche se irían al hotel a tener una noche llena de pasión. Y es que aunque haya sido Kiko Rivera quien ha gritado a los cuatro vientos que se le está haciendo difícil estar tanto tiempo sin tener relaciones sexuales, su mujer también ha comentado que ella se muere de ganas. Parece ser que aunque el hijo de Isabel Pantoja se muera de ganas por tener una hora sin cámaras con su mujer, se tendrá que esperar a que termine el concurso para desfogar todo ese fuego que le quema en su interior.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.