Antonio Noguera y José Francisco Hila


El Juzgado de Instrucción número 5 de Palma ha aceptado incoar diligencias previas contra el actual alcalde de Palma, Antoni Noguera, y su predecesor en el cargo, José Francisco Hila.

Las diligencias se abren tras ser admitida a trámite una querella presentada por la Asociación de Víctimas por las Injusticias Judiciales (JAVA) a raíz de determinadas actuaciones de ambos en el periodo en que Hila fue alcalde de Palma y Noguera regidor de Urbanismo y Vivienda, es decir, entre junio de 2015 y junio de 2017.

S’Escorxador: desarrollo de actividades sin ningún tipo de licencias

Según ha podido saber Crónica Balear, la primera situación que habría dado lugar a la comisión de un delito de prevaricación data de 2016, cuando los sistemas antiincendios del “Mercado Gastronómico de San Juan” (S’Escorxador) se activaron en dos días diferentes y ocasionaron diversos daños a un local que denunció los hechos ante el juzgado y acabó por ser indemnizado con más de 23.000 euros.

En la sentencia se indicó que la instalación era “incorrecta” y que el mercado entró en funcionamiento “sin proyecto de ejecución y sin ningún plan antiincendios” y que la responsabilidad recaía tanto en la constructora como en la gestora “por no proporcionar al subarrendatario un local apto” para ejercer en él la actividad para la que lo había arrendado.

Igualmente, la sentencia de Primera Instancia -como luego la de la Audiencia Provincial- señala que “el Mercado Gastronómico de San Juan en la actualidad carece de licencia de actividad, tanto en general como en la de los distintos puestos, y parece ser que ni siquiera cuenta con licencia municipal de final de obra. Dicha falta de licencias no ha provocado el cierre del mercado, ni consta tampoco requerimiento en dicho sentido”.

Así, señala la querella ahora presentada, al poco de dictarse sentencia condenatoria (en 2018), “Hila reconoció públicamente que conocía que la actividad se desarrollaba sin ninguna licencia” y “pese a la peligrosidad e inadecuación urbanística siguió permitiendo, junto al coquerellado, Sr. Noguera, su ejercicio” pero que esa situación era también conocida por Hila y Noguera con anterioridad a que se dictara sentencia pues “remitieron al Juzgado de Primera Instancia número 8 de Palma un Oficio donde comunicaban la inexistencia de licencia de actividad para dicho complejo, del que el Ayuntamiento al que representan es propietario”.

Son Toells: pasividad ante los graves incumplimientos en materia medioambiental

La segunda situación que ha sido denunciada tiene que ver con la “permisividad” de los querellados tras conocerse el grave incumplimiento de la normativa medioambiental del depósito de vehículos de “Son Toells” (S’Indioteria) tras una inspección de los agentes del Seprona de la Guardia Civil.

La Guardia Civil emitió un informe señalando graves deficiencias en el citado depósito como que carecía de medidas de protección para evitar filtraciones de aceite o cualquier otro líquido contaminante a tierra o de un buen sistema de recogida de residuos líquidos y contaminantes.

Tales hechos”, explica la querella, “habrían sido puestos en conocimiento del Ayuntamiento y, en concreto de los querellados, quienes al momento de la citada inspección y posterior notificación del informe ostentaban los cargos de Alcalde uno y regidor de urbanismo de urbanismo el otro -área de la que dependen los depósitos municipales- sin que exista constancia de que por los mismos se iniciara actividad alguna tendente a evitar la ilegalidad de la que tenían conocimiento y de la que, como máximos responsables de la corporación municipal, tenían la obligación de intervenir para asegurar el correcto cumplimiento de la legalidad vigente”.

Estas circunstancias han llevado a JAVA a presentar una querella contra Hila y Noguera por presunto delito de prevaricación, es decir, un delito de infracción de un deber y que puede cometerse tanto mediante una acción (como por ejemplo dictar una resolución arbitraria a sabiendas de que lo es) como por omisión (el apartamiento de la actuación de la autoridad del parámetro de la legalidad, convirtiendo su comportamiento en expresión de su libre voluntad, y por tanto en arbitrariedad -como, presuntamente, sería el caso-).

El propio Juzgado de Instrucción reconoce que en la querella presentada por JAVA “no se aporta el poder especialísimo para su interposición” pero añade que en la misma “se relatan hechos que pudieran ser constitutivos de delito para cuya persecución no es necesaria la presentación de querella, como lo es el de PREVARICACIÓN, razón por la cual debe atribuírsele ya el valor de denuncia, con los efectos procesales que a ésta son inherentes, debiendo incoarse Diligencias Previas para la averiguación de los hechos denunciados y circunstancias que concurren en su comisión”.

1 Comentario

  1. A la atencion del moderador: veo que no habeis respondido a mi peticion….
    Habeis perdido unas 187 personas visitantes y comentaristas en vuestra pagina… vamos, toda una seccion sindical. Enhorabuena y ya comentaremos en otros foros, en este desde luego no!!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.