El gran tiburón blanco casi ha desaparecido del Mediterráneo


El gran tiburón blanco del Mediterráneo se ha vuelto “verdaderamente raro” a pesar de que era común y en algunas zonas era “incluso abundante”, según ha advertido uno de los grandes expertos en tiburones a nivel mundial Alessandro de Maddalena, que ha alertado del descenso de hasta el 90 por ciento de algunas poblaciones de escualos.

De Maddalena ha impartido una conferencia en Madrid donde ha reclamado protección para algunas especies de tiburones que “deberían estar protegidas” e incluso advierte de que algunas sí están protegidas “solo sobre papel” y se cuestiona “para qué sirve” si después de declarar oficialmente la protección de una especie después no se hace nada para asegurar su protección.

El experto lamenta que en numerosas ocasiones no hay suficiente preparación por parte de la gente que trabaja en este campo y denuncia el “elevado porcentaje” de muertes de tiburones en todo el mundo.

En concreto, en su intervención en el Museo Nacional de Ciencias Naturales en una conferencia organizada por Parques Reunidos, el investigador ha destacado el papel de España en este elevado porcentaje de muertes de escualos en todo el mundo, ya que asegura que está “a la cabeza, solo por detrás de China” en muertes de tiburones en los últimos años y es uno de los “principales importadores del planeta”.

De este modo, recomienda prohibir métodos de pesca con palangre porque en su opinión es “un método selectivo que debería estar prohibido” ya que “de nada sirve aprobar normas y leyes” para proteger a estos animales mientras se sigan permitiendo estas artes. “La pesca con palangre debería formar parte del pasado”, ha sentenciado.

De Maddalena se refirió también en su alocución a la “fascinación” y el “temor” que generan los tiburones y considera que el cine despertó “mucho interés” por el gran tiburón blanco del que asegura que no es un asesino de humanos sino un “animal inteligente que necesita sobrevivir”.

En ese sentido, incidió en la “falsa” imagen de agresividad que rodea a los escualos y recordó que las estadísticas “son muy claras” al respecto y ha precisado las cifras. Así, ha indicado que apenas cien personas son atacadas cada año en todo el mundo, y de ellas “solo” una decena pierde la vida.

Asimismo, ha asegurado que los tiburones no ven “ningún atractivo” en comer humanos pero que se mantiene esa imagen “porque el miedo vende”, pero lo cierto es que aunque puede ocurrir, son casos “muy, muy excepcionales”.

En definitiva, el experto en tiburones italiano ha comentado que el incremento de las muertes de tiburones a manos del hombre y recuerda que algunas especies han perdido el 90 por ciento de su población, hasta el punto de que algunas especies que antes eran comunes se han vuelto “verdaderamente raras” como el gran tiburón blanco en el Mediterráneo, donde en algunas zonas su presencia “llegó a ser incluso abundante”.

“Estamos matando una enorme cantidad de tiburones. Somos demasiados humanos y estamos terminando con las reservas naturales. Necesitamos establecer un control. Es imprescindible para el futuro del planeta”, ha concluido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.