El hombre que ayudó a su mujer a morir evitó hace 23 años que se suicidase
DMD


El titular del Juzgado de Instrucción número 25 de Madrid, que asumió inicialmente el caso del hombre que ayudó a suicidarse a su mujer aquejada de esclerosis múltiple en fase terminal, se ha inhibido en favor de un juzgado específico de Violencia sobre la Mujer.

Fuentes jurídicas han confirmado a Europa Press, tal y como ha adelantado El País, la derivación del caso hacia un Juzgado de Violencia sobre la Mujer que responde a la última doctrina marcada por el Tribunal Supremo.

Esa doctrina marca que estos juzgados asuman la instrucción de diligencias sobre la muerte de una mujer en el que esté implicado la pareja o expareja pasa a este tipo de órganos, sin valorar la intencionalidad.

«Tiene que ser así», exponen las mismas fuentes para señalar que no hay nada raro en esa inhibición sino el cumplimiento de la doctrina fijada por el Alto Tribunal.

La semana pasada la magistrada titular del Juzgado de Instrucción número 36, en función de guardia de detenidos, acordó la puesta en libertad sin medidas cautelares de Ángel H., arrestado por haber ayudado a suicidiarse a su mujer aquejada de esclerosis múltiple en fase terminal.

Sobre el detenido pesa una imputación inicial de la supuesta comisión de un delito de cooperación al suicidio y durante su comparecencia reconoció los hechos objeto de investigación. No se acordó ninguna medida cautelar para Ángel H., si bien tiene la obligación de acudir al Juzgado tantas veces cuanto sea requerido en el transcurso de la investigación judicial.

Además, la jueza ha inhibido sobre el Juzgado de Instrucción nº 25 de Madrid, que es el órgano que conoce del procedimiento, dado que es el que se encontraba de guardia de diligencias cuando se conocieron los hechos y, por tanto, el que ha procedido al levantamiento del cadáver. Ahora, el caso se traspasa a un Juzgado de Violencia sobre la Mujer.

El arrestado, Ángel H., español de 70 años, pasó a disposición judicial a las 18 horas del pasado jueves y tras salir del juzgado atendió a los medios de comunicación.

Los agentes del Grupo V de Homicidios le detuvieron en su propia casa, después de que él mismo llamará al 112 informando de la muerte de su esposa. La Policía se personó en el domicilio, ubicado en la calle Federico Carlos Sáinz de Robles, en el madrileño distrito de Moncloa-Aravaca. El SUMMA solicitó un indicativo porque en el interior de la vivienda había una mujer fallecida.

La abogada de Ángel H., Olatz Alberdi, explicó que van a pedir todos los atenuantes que sean posibles para evitar el ingreso en prisión de su representado y que solicitarán el indulto si es necesario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.